El mes más asequible

La ventaja de aplazar las vacaciones a septiembre: es hasta un 25% más barato

Aunque el final del verano está a la vuelta de la esquina para la mayoría, otros están esperando que llegue septiembre, porque tiene premio.

Vacaciones
Cada vez son más quienes cogen días libres en septiembre / Pixabay

El final del verano se acerca...pero no para todos. Aunque al mes de agosto solo le quedan los compases finales, las vacaciones de verano siguen estando en el horizonte de muchos. De cada vez más. Porque al otro lado está septiembre, un mes que la mayoría desecha para sus días de asueto, sobre todo los que tienen hijos y en septiembre tienen que volver al colegio. Pero quienes no tienen hijos o pueden escaparse unos días, no dudan en elegir septiembre para pasar sus vacaciones, porque este mes tiene bastantes ventajas. La más importante, económica.

Viajar en este mes sale bastante más barato que hacerlo en los meses de verano más fuertes, julio y agosto. De hecho, puede salir alrededor de un 20% más asequible, según un estudio realizado por el buscador de viajes Gopili.es. En concreto, señala que, de media, puede costar un 23,3% menos. Esto en España, porque quienes piensen en ir al Reino Unido el próximo mes se pueden ahorrar hasta una cuarta parte de lo que gastarían en agosto.

Pero Reino Unido no es el destino internacional que saldría más barato en septiembre. Según el comparador, viajar a Nador (Marruecos) costaría un 75% menos, mientras que lugares tan cotizados como París o Milán pueden salir un 45% más baratos. Pero si nos fijamos en el turismo interior, también hay destinos con los que se puede ahorrar bastante. Por ejemplo, Palma de Mallorca, uno de los más visitados en julio y agosto. Si viajamos en septiembre puede costar hasta la mitad menos.

Le siguen Bilbao -un 38% menos-, Torrevieja (un 34% más barato), Benidorm (un 31% más barato) y Santander (un 31% menos). Pero, más allá del destino, el coste del viaje también es muy importante. Y se calcula que coger un vuelo en septiembre puede suponer un ahorro de más del 50% respecto a agosto, mientras que viajar en tren costaría un 36% más barato.

Además, la estancia hotelera será más económica en septiembre. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado año el precio medio de la pernoctación hotelera en julio fue de 117,86 euros y en agosto, de 119,57 euros. Por su parte, en septiembre el precio bajó a 111,91 euros, lo que demuestra que en este mes se rebaja la afluencia y, por tanto, el precio, algo que otros muchos aprovechan.

Los vuelos 'baratos' se multiplican

En el caso del transporte, septiembre parece que se lleva la palma. Porque los touroperadores y aerolíneas se resisten a abandonar la temporada veraniega y quieren seguir llenado sus plazas el tiempo máximo posible. Por eso, se afanan en lanzar ofertas en septiembre para alargar la llegada de turistas.

Así, los viajes en avión, como hemos señalado, se abaratan notablemente en este mes. De hecho, Skyscanner, el buscador de vuelos baratos más famoso, ya ha recopilado 20 destinos, tanto nacionales como internacionales, que no llegan a los 300 euros. Los más baratos son los interiores, como Valencia por 36 euros ida y vuelta (saliendo del aeropuerto de Santander) o Lanzarote a 51 euros ida y vuelta (salida desde Zaragoza).

Aunque parece que el 'truco' de la rebaja está en salir en aeropuertos menos concurridos, también hay vuelos baratos que parten desde Madrid o Barcelona, los más grandes y con más viajeros. Por ejemplo, hay vuelos desde la ciudad Condal para ir a Zúrich (Suiza) por 75 euros ida y vuelta, Atenas (Grecia) por 114 euros ida y vuelta o Dubrovnick (Croacia) a 123 euros ida y vuelta. Por su parte, desde Madrid se puede viajar a Chipre por 157 euros ida y vuelta, a Ammán (Jordania) por 232 euros la ida y el regreso o a Abu Dhabi por 255 euros el viaje completo.

Otro tipo de viaje que sale más barato en pocos días es el crucero. Los operadores saben que es el último mes en el que tienen posibilidades de 'pescar' más clientes, ya que a partir de octubre empieza la temporada baja de estos viajes. De ahí que en septiembre haya multitud de ofertas para llenar los buques un mes más. 

Por ejemplo, ahora se puede contratar un crucero por el Mediterráneo -sale de Barcelona rumbo a Ajaccio, Civitavecchia (Roma), La Spezia, Génova, Cannes y desembarca en Palma de Mallorca- , a partir de 475 euros para ocho días de navegación con todo incluido en MSC Cruceros. La misma compañía también tiene cruceros por el norte de Europa (Bélgica, Holanda, Alemania, Países Bajos...) a partir de 600 euros y por Italia, Gracia y Croacia por algo menos de 800 euros.

Por su parte, quienes prefieren viajar por carretera, existen circuitos en autobús tanto por España como por Europa cuyos precios son más bajos el próximo mes. Por ejemplo, uno por Galicia de Destinia de seis noches (con el hotel incluido y la mayoría de comidas) cuesta en septiembre menos de 300 euros, mientras que el viaje por Londres y París está por menos de 900.

Beneficios más allá del precio

Aunque el precio es el principal aliciente, ya que el bolsillo es muy sensible, existen otros beneficios en las vacaciones en septiembre, los cuales se notan en otros niveles que pueden hacer que los días de asueto tengan más calidad que en julio o agosto.

Porque, por ejemplo, en septiembre las temperaturas son, normalmente, más suaves que en los meses anteriores. De hecho, se calcula que de media bajan unos 3º, lo que puede suponer mucho, sobre todo por las noches, ya que el calor impide conciliar bien el sueño. Esta bajada del termómetro, que algunos años es muy acusada en septiembre, permite a los turistas visitar monumentos y ciudades mucho mejor o estar tumbados en la playa sin asfixiarse. 

Por otro lado, la menor saturación es clave. Playas en las que hay sitio para clavar la sombrilla, piscinas en las que se puede nadar sin tener que esquivar continuamente gente, restaurantes con mesas disponibles, piscinas y, algo muy importante, carreteras con menos atascos. Los principales desplazamientos son en julio y agosto, de hecho para este año la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé 89 millones de desplazamientos, un 2% más que el año pasado, los cuales están concentrados en julio (43,6 millones) y agosto (45,7 en millones). De hecho, el dispositivo especial de verano concluye el domingo 2 de septiembre, lo que indica que el próximo mes se espera más tranquilidad en las carreteras.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios