Pide de nuevo su derogación

UGT denuncia que la reforma laboral aumentó la jornada en 4 horas desde 2013

Señala que hay un 3,3% menos trabajadores con jornada inferior a 37,5 horas por semana y un 1,6% más con jornada máxima.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha presentado en el Consejo de Ministros el informe de evaluación de la reforma laboral.
La ministra de Empleo, Fátima Báñez ya ha presentado en el Consejo de Ministros el informe de evaluación de la reforma laboral.

Es el caballo de batalla sindical: La reforma laboral del PP, que si bien es aplaudida por Bruselas e imitada en Francia por Macron, en España no ha recibido grandes aplausos, y menos sindicales. Cierto que la moderación salarial es una evidencia y que hay motivos para retocarla, pero parece poco probable que ningún Gobierno la elimine en su totalidad. Ni Jordi Sevilla era partidario de ello cuando era el cerebro del programa económico del PSOE.

No obstante, UGT ha denunciado una vez más la "precarización de las condiciones laborales provocada por la reforma laboral de 2012" del Partido Popular, que ha aumentado, según ha señalado en un comunicado, la jornada media anual en 4,08 horas desde 2013 a 2016.
UGT concluye en la nota, basada en un estudio efectuado por el sindicato, que la reforma laboral del PP ha facilitado que "el empresario pueda modificar unilateralmente las condiciones de trabajo a la vez que debilita la negociación colectiva", lo que ha servido para que "la jornada media anual pactada aumentara 4,2 horas en los convenios de empresa". El sindicato detalla que la jornada media pactada en los convenios de empresa registró una ligera reducción en 2014, pero aumentó en 4,7 horas entre 2015 y 2016.

Secuelas

Además, el sindicato denuncia que la reforma laboral del PP "está dejando profundas secuelas en aspectos esenciales regulados por los convenios colectivos, como la duración y distribución de la jornada de trabajo", que en los convenios de ámbito superior ha crecido en 3,26 horas de media.

En estos convenios, según UGT, la jornada aumentó 15,36 horas anuales en 2013 y 2014, para reducirse posteriormente a 10,01 horas en 2015 y en 2,11 horas en 2016. A pesar de ello, continúa 2,6 horas por encima de la jornada registrada en 2013 en este tipo de convenios.

Otros datos extraídos del análisis efectuado por UGT indican que el porcentaje de convenios con jornadas de menos de 37,5 horas por semana ha caído diez puntos en cinco años, ya que en 2011 se situaba en el 35,9% y en 2016 en el 25% de los convenios.

El sindicato ha indicado que en "la dirección contraria han evolucionado la jornada máxima (de más de 39,5 horas/semana al límite legal de 40 horas), ya que el porcentaje de convenios que registraba este tipo de jornada se incrementó 6,1 puntos de 2011 a 2016, hasta el 20,8%.

El resultado es que hay un 3,3% menos trabajadores con jornada inferior a 37,5 horas por semana (pasando del 16,1% en 2011 al 12,8% en 2016) y un 1,6% más con jornada máxima (pasando del 7,5% en 2011 al 9,1% en 2016).

La reforma laboral, cuya derogación solicita UGT para que se restituyan los derechos arrebatados a los trabajadores durante la crisis y devolver el equilibrio a las relaciones laborales y la negociación colectiva, también ha aumentado el porcentaje de trabajadores con distribución irregular de la jornada en 25 puntos desde 2010 a 2015, hasta el 77,3%. El otro caballo de batalla sindical es el declive salarial, que podría provocar movilizaciones si no se logra finalmente un acuerdo con la patronal.

Ahora en portada

Comentarios