Un 32% de los madrileños no consigue ahorrar nada al mes, según un estudio

    • Un 32 por ciento de los madrileños no consigue ahorrar "absolutamente nada" al mes, según el 'II Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente' realizado por el portal online Rastreator.com.
Un 29% de los baleares "no consigue ahorrar absolutamente" nada al mes, según Rastreator
Un 29% de los baleares "no consigue ahorrar absolutamente" nada al mes, según Rastreator

Un 32 por ciento de los madrileños no consigue ahorrar "absolutamente nada" al mes, según el 'II Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente' realizado por el portal online Rastreator.com.

Este estudio, que aborda los hábitos de comparación y ahorro entre los españoles, tanto de forma general como en los sectores de Seguros, Telefonía, Finanzas y Energía, en esta segunda edición descubre a un consumidor "muy activo y exigente" que compara información de forma regular, incluso después de haber realizado la compra, para verificar y controlar que la opción que escogió sigue siendo la mejor de acuerdo a sus necesidades.

De este modo, una de las principales conclusiones de este estudio es la emergencia de un consumidor "cada vez más crítico y menos fiel a las marcas o compañías", que utiliza herramientas de comparación para monitorizar el mercado e identificar las mejores ofertas y oportunidades.

Según el CEO de Rastreator.com, Elena Betés, con este estudio se pretende "profundizar y analizar un mercado maduro en el que el perfil del consumidor está evolucionado, así como su forma de usar los comparadores". Así, constata que en España existe una "sólida" tendencia al ahorro que se manifiesta no solo en la determinación de reservar parte de la renta sino también, en la intención de economizar los gastos buscando las mejores ofertas y comparando precios.

Respecto al estudio del año pasado, el porcentaje de ahorradores madrileños ha bajado un 4,7 por ciento hasta situarse en el 67,7 por ciento, mientras que la media nacional ha subido un 1,1 por ciento. A pesar de que la percepción sobre la situación económica personal es cada vez más optimista, la capacidad de ahorro de los madrileños sigue siendo reducida ya que un 32,3 por ciento afirma que no puede ahorrar absolutamente nada al mes porque no tiene dinero suficiente.

En este sentido, los comparadores ya se han consolidado como un recurso cotidiano de gran utilidad en los procesos de decisión de compra de los madrileños ya que el 85,8 por ciento los considera una herramienta fundamental que les ayuda a ahorrar. De hecho, según se desprende de los datos obtenidos, antes de reservar, comprar o contratar un producto o servicio, el 93 por ciento de los consumidores de la región compara precios, ya sea a través de Internet o visitando diferentes establecimientos.Seguros y telefonía

El sector Seguros es en el que más se ha afianzado el hábito de la comparación con el fin de encontrar las coberturas deseadas al mejor precio y agilizar el proceso de contratación de la póliza. Además, se reafirma la figura del "asegurado 2.0", ya que un 51,4 por ciento de los madrileños afirma contratar online sus seguros.

El sector de las Telecomunicaciones, por su parte, se caracteriza por su alto dinamismo. La guerra de precios entre las operadoras hace que el mercado esté lleno de oportunidades para un consumidor exigente, que está constantemente evaluando las mejores opciones que se le ofrecen. Por ello, la práctica de la comparación está generalizada en el sector, según se deduce de las respuestas del Estudio, un 70,2 por ciento de los madrileños compara los precios y las características técnicas de las diferentes ofertas antes de contratar un servicio.

Como indica el Estudio, la preocupación de los ciudadanos por conseguir el máximo ahorro se ha trasladado también a terrenos como las propias finanzas personales y el consumo energético, sectores donde se está empezando a extender la práctica de la comparación.

Así, los datos muestran que un 68,8 por ciento de los madrileños realiza una planificación mensual de sus gastos e intenta tener un pequeño fondo de reserva para poder hacer frente a gastos imprevistos. Sin embargo, solo un 18 por ciento de los ingresos los destinan al ahorro, lo que obliga a los ciudadanos madrileños a endeudarse para poder afrontar gastos más ambiciosos.

Por otro lado, cada vez más, los consumidores recurren a los comparadores de productos financieros, como afirma un tercio de los madrileños. Además, el bajo nivel de cultura en materia de finanzas, evidencia el necesario papel que juegan los comparadores de cara a facilitar esa labor. De hecho, un 62,4 por ciento de la población madrileña sostiene que en alguna ocasión le ha faltado información financiera a la hora de firmar un contrato.

Asimismo, en el sector energético se están produciendo numerosos cambios. La factura de la luz y el gas no ha dejado de aumentar en los últimos años, lo que ha convertido el consumo energético en una de principales preocupaciones de los madrileños, como afirma un 80,8 por ciento de ellos.

Ante esta situación, la mayoría de consumidores, cada vez más activos e inconformistas, se ven obligados a tomar medidas orientadas a reducir el consumo y ahorrar en las facturas. Por ello, un 26,2 por ciento de los madrileños utiliza comparadores de energía, pero solo un 7,5 por ciento ha llegado a cambiar de proveedor al encontrar una mejor oferta.

Mostrar comentarios