Jueves, 20.02.2020 - 02:58 h
Carbellino de Sayago

Un millón de ranas: el mayor criadero de Europa está en un pueblo de Zamora

La empresa Grenoucerie prevé obtener los primeras anfibios reproductoras en mayo y crear 10 empleos directos y 30 indirectos a plena producción.

Un millón de ranas: el mayor criadero de Europa está en un pueblo de Zamora.
Un millón de ranas: el mayor criadero de Europa está en un pueblo de Zamora.

Desde diciembre de 2019, tienen la autorización por parte de la Junta de Castilla y León para cría de Rana Perezzi (rana autóctona europea). Grenocerie, la empresa del zamorano Fabián Simón y la argentina Paula Echenique, espera haber conseguido en mayo las primeras madres reproductoras y para fin de año haber completado dos ciclos de cría completos. Cuando esté a pleno rendimiento, este ranario, prácticamente único en el mundo y construido en el pequeño pueblo de Carbellino de Sayago (Zamora), de poco más de 200 habitantes, podrá producir "sin mucho esfuerzo" un millón de ranas al año. Se convertirá así en el mayor criadero de este estilo de Europa y uno de los dos o tres mayores del mundo. Además de su interés económico y gastronómico, el proyecto puede tener una gran importancia medioambiental para España, ahora que las autoridades han prohibido la pesca de la rana autóctona debido al furtivismo y que ya se considera una especie en peligro de extinción.

La empresa, que actualmente se dedica a la importación de ancas de rana en fresco, y comercializa al año "entre 1o y 15 toneladas" de este producto en nuestro país, ha recibido para su proyecto a orillas del río Tormes casi 1,5 millones de euros del Programa Operativo para España del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP). Grenocerie estima que todo el proyecto tendrá una inversión de 5-6 millones de euros y generará de 10 a 15 puestos de trabajo directos y otros 30 indirectos, algo vital, por ejemplo para fijar población para una zona que se ha convertido en los últimos años en paradigma de la llamada "España vacía".

El proyecto, cuenta Fabián a La Información, "lo hemos podido comenzar a poner en práctica tras casi una década de estudio e investigación y muchas trabas económicas pero, sobre todo, burocráticas. Ahora comenzamos a ver el proyecto casi ya en la mano y hecho una realidad, pero ha sido, está siendo, muy difícil".

Ingeniero agrónomo, Fabián recuerda como comenzó todo cuando acompañaba a su padre a las ferias de ganado y se dio cuenta de que el futuro podría pasar por ganaderías alternativas. Estudió en la Universidad de León, y tras leer mucho sobre ranicultura, hacer una tesis doctoral sobre el tema y viajar por el mundo -"mis vacaciones las utilizaba para ver ranarios por el mundo. Francia, Vietnam, Singapur, Turquía, Sudamérica (donde conoció a su mujer,Paula Echenique)..."- se puso manos a la obra.

El proyecto tiene cuatro fases. La primera, de comercialización: "Importamos el producto, llevamos cinco años en ello, y lo comercializamos. Somos los únicos en España (hay cinco en toda Europa) para comercializar carne fresca de rana de Vietnam y nos hemos posicionado muy bien en el mercado, entre restaurantes, 'retails', mayoristas...". La siguiente fase será construir un matadero. La tercera, en la que se encuentran ahora, erigir "la planta matriz para obtener ranas reproductoras y ranitas metamorfoseadas". La última, "la integración bidireccional". 

Un millón de ranas: el mayor criadero de Europa está en un pueblo de Zamora.
Un millón de ranas: el mayor criadero de Europa está en un pueblo de Zamora.

En Grenoucerie ("casa de ranas", en francés) explican que no necesitan para su proyecto grandes extensiones de terreno. "La rana es un animal pequeño y no necesita para vivir y reproducirse grandes extensiones de terreno. En menos de 100 metros, sin grandes infraestructuras, podemos tener una explotación rentable. Además, la rana es un animal que metamorfosea y pasa por diversos estados. Necesita diversos hábitats a lo largo de su vida, agua, tierra... Y  nosotros estamos diseñando unos habitáculos para que las ranas pasen en ellos toda su vida". 

El negocio de Grenoucerie está enfocado además hacia diferentes áreas. Primero, la de la alimentación humana en base a la comercialización de ancas de rana, de las que se consumen anualmente entre 30.000 y 40.000 toneladas al año en Europa. La segunda es el 'pet food', alimentación no humana, para animales. Por último, genética para investigación, biotecnología... "Así, ya estamos pasando de la fase experimental a la fase industrial y estamos esperando a que hagan los primeros calores para obtener las primeras madres reproductoras, que puede ser en mayo. El objetivo es, a final de año, haber hecho un ciclo o dos de vida y en dos años estar ya con la producción industrial de ranas a pleno rendimiento".

Así, pretenden llegar a criar un millón de ejemplares al año, "aunque estamos estudiando aumentar esa cifra" al ser "la única explotación en España que tiene autorización para criar rana en cautividad". "Somos pioneros. Además, al ser una actividad nueva tenemos menos altavoz que, por ejemplo, si Pescanova cría pulpos en cautividad". Sin embargo, "en nuestro modelo integral somo únicos en el mundo. Somos disruptivos o inconscientes, a partes iguales", dice con ironía Fabián.  Grenoucerie podría paliar así el desabastecimiento de ranas, y de sus preciadas ancas, en la gastronomía española, que actualmente tira en gran medida del mercado ilegal. El furtivismo. "Para nosotros, el mercado chino es muy potente", dice.

Antes de despedirse, Fabián lanza un SOS y clama porque "poner en marcha un proyecto agrícola o ganadero en España, y más en la España vaciada, es muy difícil. No hay más que trabas burocráticas y administrativas, tienes que saber de todo: economía, legislación... Para proyectos pequeños como el nuestro es muy complicado porque las grandes multinacionales, los lobbies, que tienen la potencia económica y administrativa, se lo llevan todo".

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING