Unos 20 peruanos denuncian estar "retenidos" en un crucero en el Mediterráneo

  • Alrededor de 20 peruanos que fueron contratados por la empresa española Happy Cruises (Quail Travel Group), ahora en quiebra, para trabajar en uno de sus cruceros denunciaron, a través de sus familiares en Perú, que están "retenidos" en el barco en el Mediterráneo.

Lima, 30 sep.- Alrededor de 20 peruanos que fueron contratados por la empresa española Happy Cruises (Quail Travel Group), ahora en quiebra, para trabajar en uno de sus cruceros denunciaron, a través de sus familiares en Perú, que están "retenidos" en el barco en el Mediterráneo.

Rosario Meza, responsable de la empresa Náutica Agencia de Empleos Marítimos, la oficina que reclutó a los peruanos en la ciudad de Trujillo (norte de Perú), confirmó a los diarios El Comercio y Perú.21 que son al menos 20 los trabajadores peruanos que "están retenidos" en el crucero Gemini.

Meza dijo a El Comercio que en dos años nunca tuvo problemas con Happy Cruises, pero que su empresa de reclutamiento de personal no tiene responsabilidad sobre el paradero actual de estas personas.

Ante esta situación, la Cancillería peruana se encontraba hoy reuniendo información sobre este caso para tomar alguna acción a favor de los afectados, según dijeron a Efe fuentes de ese ministerio.

La situación de los peruanos fue reportada a El Comercio por Rooy Deceno, contratado como barman del crucero, a través de un correo electrónico, en el que afirma que hace cuatro meses que no le pagan y tampoco le permiten abandonar la nave.

Deceno dijo al matutino limeño que él y sus compañeros están en el Mediterráneo y que no le permitían bajar en el estrecho de Gibraltar, el puerto más cercano, porque no tienen visado para entrar en el Reino Unido.

Otra peruana en el crucero, Yazmín Alcántara, le contó a su madre Zoila Saucedo, hace tres días, que la situación era insostenible y que toda la tripulación, formada por 320 empleados, se había amotinado por la falta de alimentos, según informó El Comercio.

La hermana de Alcántara, Katherine, dijo a Perú.21 que "todos los trabajadores del barco están negociando para que puedan devolverlos al Perú".

Cecilia Azabache, la esposa de otro peruano contratado, José Salinas, contó que su pareja le había dicho hace 15 días que el recorrido del crucero se había cancelado, tras partir de Dinamarca en junio pasado, y que quería volver porque no le pagaban.

La compañía de cruceros Happy Cruises canceló el lunes pasado las salidas de tres barcos debido a problemas operativos, según informaron a Efe fuentes del sector de agencias de viajes en Madrid.

El grupo español se dirigió el pasado fin de semana a las agencias de viajes para comunicarles la cancelación de los cruceros "Tesoros del Mediterráneo", "Espacial Málaga-Barcelona", "Especial Barcelona-Barcelona" y "Tesoros del Adriático y Turquía", todos ellos con salidas a inicios de esta semana.

Entre los accionistas de Quail Travel Group, creado en 2008 por profesionales del sector español, destaca el grupo turístico Globalia, con una inversión puramente financiera del 20 %, y el touroperador brasileño CVC.

La cancelación de todos estos cruceros se debe al riesgo de que Happy Cruises no puede garantizar la prestación del servicio como es habitual en su compañía, de acuerdo con la explicación dada por la naviera a las agencias de viajes.

Mostrar comentarios