Upa advierte de que 300.000 litros de leche al día podrían quedar sin recoger desde mañana


La Unión de Pequeños Agricultores y ganaderos (UPA) advirtió este martes de que unos 300.000 litros de leche al día podrían quedar sin recoger en España desde mañana, miércoles, debido a la finalización de los contratos en julio.
En un comunicado, la organización agraria denunció que más de 3.000 explotaciones lácteas de Galicia, Cantabria y Castilla y León se enfrentan a una situación “sin precedentes” e “injustificable”.
“Los ganaderos del sector lácteo español sufren estos días una situación crítica con leche sin recoger en sus explotaciones, industrias que abandonan sus compromisos, contratos de compraventa de materia prima incumplidos y un Ministerio de Agricultura que o mira para otro lado o es incapaz de frenar la crisis en el sector”, manifestó.
UPA asegura que esta situación se debe a la entrada masiva de queso desde Alemania, Francia y Holanda, a precios “muy por debajo de lo que cuesta producir” y que ante el cierre del mercado ruso, buscan un “mercado sumidero” en España, incurriendo en la práctica prohibida del ‘dumping’.
En lo que va de año, las importaciones de queso hacia España han aumentado en 2.107 toneladas con respecto a 2014, y sin embargo el valor de dichas importaciones se ha reducido en 25 millones de euros, lo que supone que “entra más producto lácteo y de menor valor”. En concreto, desde Alemania se han importado en ese periodo casi 1.000 toneladas de quesos más que el año anterior pero su valor ha caído en más de 10 millones de euros.
MOVILIZACIONES
“El resultado es la ruina de los ganaderos lácteos españoles”, aseguró el secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla, que recordó que en pocos días comenzarán movilizaciones por toda España pidiendo “soluciones y el fin de los abusos” de las industrias lácteas. La organización agraria anunció la semana pasada movilizaciones para mediados de julio a nivel nacional en el sector lácteo en las principales zonas productoras ante el “grave deterioro” de la situación de mercado y en defensa de los intereses y contra los "abusos" a ganaderos.
De esta forma, UPA reclamó a Agricultura que no abandone sus obligaciones y actúe “urgentemente” para impedir estas prácticas prohibidas ya que “es ilógico que quede leche sin recoger en España, un país con déficit de producción, o que se recoja a precios de miseria”, entre 16 y 18 céntimos por litro, “muy por debajo de los costes de producción”.

Mostrar comentarios