Martes, 22.01.2019 - 14:25 h
A una semana de presentar el proyecto de Presupuestos

Valerio rebaja la euforia sobre medidas sociales y fía todo al apoyo parlamentario

La ministra de Trabajo, sobre la equiparación de los permisos de paternidad con los de maternidad: "No quiero adelantarme a los acontecimientos"

Magdalena Valerio, ministra de Trabajo. (EFE)
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo / EFE

La ministra de trabajo, Magdalena Valerio, ha rebajado esta mañana las expectativas respecto al paquete social que pretende incluir el Gobierno en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019, que debe enviar a Bruselas, como tarde, el próximo lunes, 15 de octubre.

A la espera de conocer las líneas generales del proyecto, algo que sucederá en los próximos días, según adelantó este fin de semana el presidente Pedro Sánchez, Valerio ha relajado la euforia sobre cuestiones básicas como la revalorización de las pensiones o la equiparación de los permisos de paternidad con los de maternidad, en 16 semanas. "No me quiero adelantar a los acontecimientos", ha dicho en una entrevista en la Cadena SER, en la que ha afirmado que estas cuestiones "tienen que ser objeto de debate parlamentario" e incluir una memoria económica. Lo contrario, ha reconocido, "sería un brindis al sol".

En relación a la subida de las prestaciones, en el enésimo intento por aclarar que no hay discrepancia en el Gobierno sobre este aspecto, la ministra ha insistido en la voluntad del Ejecutivo socialista de que la cuantía de la pensión se incremente cada año conforme al coste de la vida. Eso sí, como medida a corto plazo. De cara al medio y largo plazo, garantizar la sostenibilidad del sistema pasa por la adopción de otras medidas, como la inyección de recursos vía Presupuestos Generales del Estado o la creación de impuestos 'ad hoc', como los anunciados a las transacciones financieras, la denominada 'tasa google' o el impuesto a la banca. Este último fue enterrado por el propio Sánchez en los micrófonos de la SER hace apenas un mes. Ahora, Valerio parece haberlo resucitado.

De cualquier manera, la ministra ha insistido en que se trata de tan solo  una de las recomendaciones del Pacto de Toledo, que todavía debe concretar una veintena, que deben ponerse sobre la mesa del diálogo social y debatirse después en el Congreso de los Diputados. Pero si hay algo claro ya es que los ingresos por cotizaciones "no dan para pagar las pensiones", un desequilibrio del que Valerio ha vuelto a responsabilizar a la devaluación salarial y a la precariedad introducida por la reforma laboral del PP.

Pero no es la única cuestión que ha tenido que abordar esta mañana la titular de Trabajo. Este fin de semana, el jefe del Ejecutivo avanzó que la hoja de ruta que enviará a Bruselas en los próximos días recogerá la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad y la universalización de la educación de 0 a 3 años. Preguntada por estos anuncios, Valerio ha evitado concretar si los permisos se igualarán ya a partir del año que viene y ha aclarado que "lo que quiso decir el presidente es que tiene que haber igualdad en los permisos, en 16 semanas intransferibles, para que exista corresponsabilidad". Asimismo, ha esquivado hablar del coste que supondría esta medida, pero sí ha admitido que están trabajando en los números: "Evidentemente, irá con memoria económica, lo contrario sería un brindis al sol", ha dicho.

Recordemos que el pasado mes de junio el Congreso de los Diputados dio el primer paso para igualar los permisos de los padres hasta las 16 semanas que pueden disfrutar las madres. Todos los grupos de la Cámara Baja dieron su apoyo a la proposición de ley presentada por Unidos Podemos, que establece una extensión gradual de 14 días más cada año en el permiso de paternidad, hasta alcanzar las 16 semanas en el año 2024, desde las cinco actuales. Una reforma que costaría más de 1.000 millones de euros, a razón de 200 millones anuales, de acuerdo con los cálculos de la propia Seguridad Social.

Preguntada por la recta final en las negociaciones presupuestarias con Podemos, Valerio se ha mostrado convencida de que "se están dando pasos para el acuerdo". Su compañero de partido, el presidente valenciano Ximo Puig, había dicho minutos tantes, también en los micrófonos de la SER, que son los grupos parlamentarios que propiciaron un “cambio necesario” en España, es decir, los que apoyaron a Sánchez en la moción de censura contra Mariano Rajoy, “los que deben ponerse de acuerdo para garantizar la estabilidad”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios