Renta 2023

He hecho ventas de productos de segunda mano: ¿debo declararlo a Hacienda?

Quienes vendan productos en plataformas de segunda mano, como Vinted o Wallapop, podrían verse obligados a informar a la Agencia Tributaria si cumplen con una serie de condiciones. Requisitos mínimos para declararlo a Hacienda en la declaración de la Renta.

Persona comprando en Wallapop
Persona comprando en Wallapop
Freepik

Desde el 1 de enero de 2024, de acuerdo a la Directiva UE 2021/514, las plataformas de compraventa de artículos de segunda mano, como Vinted, Wallapop y similares, están obligadas a compartir información con Hacienda de algunos de los usuarios de España que venden en ellas. No obstante, solo tendrán que hacerlo en el caso de los vendedores que realicen más de 30 operaciones en un año o hayan logrado más de 2.000 euros de beneficios por sus ventas realizadas durante ese periodo.

Así pues, quienes hagan un uso puntual de la plataforma para deshacerse de algunos enseres que tengan en su hogar, no tendrán ningún problema en condiciones normales para deshacerse de los artículos, ya que por lo general se venderá a un precio inferior al de coste, lo que no tiene relevancia fiscal derivar del propio consumo. Sin embargo, sí que Hacienda vigilará a aquellos que realicen un gran número de operaciones u obtengan beneficios por llevar a cabo estas transacciones.

Esta directiva está enfocada principalmente a todas aquellas personas que hacen de este tipo de operaciones de compraventa su medio de vida, es decir, que se dedican a la compra y venta de diferentes artículos y los introducen en el mercado, siendo, por lo tanto, una actividad económica. Igualmente, afecta a aquellas personas que, aun contando con una fuente principal de ingresos, recurren a este tipo de plataformas para sacarse un dinero extra. En ambos casos se obtiene un beneficio y, por tanto, habrá que tributar.

¿Cuándo hay que declarar los beneficios obtenidos por ventas de segunda mano?

De esta manera, aquellos usuarios que efectúen ventas a través de plataformas de segunda mano y obtengan beneficios tendrán que tributar por ellos, tanto si lo hacen a nivel particular o como parte de su actividad económica. En este último caso habrá que darse de alta en Hacienda con los modelos 036 o 037, y si es a título particular, habrá que tener en cuenta las obligaciones fiscales con respecto al IRPF.

Para entenderlo mejor, si una persona compra un teléfono móvil por 300 euros y, tras no usarlo, lo vende en unos meses por 200 euros, tiene una pérdida derivada del consumo y no tendrá que pagar nada, mientras que si la compra por el mismo importe, pero luego consigue venderlo por 500 euros, tiene un beneficio de 200 euros que deberá tributar al 19% en su declaración de IRPF.

Es importante tener en cuenta las obligaciones tributarias de cada persona, las cuales deben ser observadas de forma individualizada. De esta manera, si un usuario no declarara los beneficios obtenidos por la venta de un producto en este tipo de plataformas, podrá enfrentarse a una reclamación por parte de Hacienda, en la que se exigirá que abone lo no pagado y una multa de entre el 50% y el 150% de lo que ha dejado de declarar.

Mostrar comentarios