Domingo, 20.10.2019 - 08:51 h
La demanda está en alza

El vino español seguirá vendiéndose en el Reino Unido posBrexit... pero más caro

Según los expertos, la demanda de productos españoles en el mercado británico continuará al alza, pero afectará al bolsillo de los consumidores.

Pata Negra Rioja Reserva 2010 , el vino español que ha triunfado en Reino Unido
El vino español seguirá vendiéndose en el Reino Unido posBrexit... pero más caro

La demanda de vino, frutas y verduras, aceite de oliva y carne procesada en España están en alza desde hace dos años. En este contexto, y con la fecha del Brexit cada vez más cerca los productores españoles dudan de que sus exportaciones al Reino Unido pueden verse afectadas de alguna manera. Según opinó este viernes el director general de la feria de alimentación y bebida alimentaria, José Antoni Valls, la tendencia al alza que ha experimentado la demanda "permanecerá" pese al Brexit.

Un sinfín de interrogantes rodean la salida (con acuerdo o sin él) del Reino Unido de la Unión Europea, en principio el próximo 31 de octubre. Pero Valls ha intentado apaciguar las dudas al asegurar que la "relación bilateral" existente entre España y el Reino Unido no se va a alterar. Además, esa relación goza de buena salud ya que España es el segundo país exportador de alimentos al Reino Unido. Un vínculo que se calcula en unos 2.037 millones de euros.

"Estructuralmente, las exportaciones agroalimentarias del producto español al Reino Unido han crecido de manera importantísima en los últimos dos o tres años", remarcó el economista en su paso por Londres, donde se encuentra promocionando la conocida feria. Más que a un plan de previsión frente a un posible "efecto Brexit", Valls atribuyó ese incremento a la "aceptación del producto español (en el Reino Unido), a la relación calidad-precio y a que (el español) es un mercado absolutamente accesible".

Los productos nacionales más demandados en 2018 fueron el vino, las conservas de fruta y hortalizas y el aceite de oliva, con un valor de 311 millones de euros, 309 millones y 163 millones, respectivamente. En el contexto actual de incertidumbre, el director general de Alimentaria se mostró convencido de que los "diferentes escenarios" que se deriven del Brexit no van a virar el foco de los productores españoles a otros mercados, pues todo dependerá de otras muchas "variables".

El consumidor inglés notará el aumento de precio

Entre esos elementos figurarán, por ejemplo, la misma naturaleza del producto, su categoría (si es fresco, perecedero, de primera necesidad) u otros factores propios del mercado receptor. Pero, en última instancia, agregó, será el "consumidor" quien notará en su bolsillo los efectos del Brexit.

"La preocupación está, pero una cosa es la preocupación y otra el alarmismo. Hay que esperar y ver", advirtió Valls, que apuntó a "otras repercusiones" de la marcha británica de la UE que podrían afectar al volumen de la producción, como una posible depreciación de la moneda. En cualquier caso, el mensaje de Alimentaria al comprador británico es positivo: "Hay una relación bilateral en el ámbito de la industria de la alimentación y la bebida que va a permanecer".

"Va a continuar igual en el sentido de que al consumidor inglés le gusta el vino español, y esos gustos y preferencias del consumidor no van a cambiar, aunque puede cambiar el hábito por el precio", dijo. El Reino Unido es "un mercado que está creciendo, que es de interés, donde hay que reforzar las marcas y la notoriedad. Es atractivo e interesante", añadió.

Ahora en Portada 

Comentarios