Violentos enfrentamientos en Libia entre el EI y combatientes locales

  • Violentos combates en Sirte (norte de Libia) entre los yihadistas de la organización Estado Islámico (EI) y hombres armados locales dejaron entre 150 y 200 muertos, afirmó el viernes el embajador de Libia en París.

"Se está produciendo una verdadera masacre en Sirte e instamos a la comunidad internacional a intervenir", declaró a la AFP el embajador, Chibani Abuhamud.

Horas antes, un responsable local había dicho a la AFP que los combates entre habitantes armados de la ciudad y yihadistas del EI dejaron decenas de muertos y heridos en los últimos cuatro días, sin poder proporcionar un balance exacto de víctimas. No precisó tampoco cuál había sido el desencadenante de estos enfrentamientos.

"Sirte vive una verdadera guerra desde el martes y la intensa lucha entablada por los combatientes de la ciudad contra el EI nunca cesó", precisó a la AFP este responsable bajo condición de anonimato.

Desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011, Libia es escenario de sangrientos combates entre grupos armados rivales.

Tiene dos gobiernos, uno en Trípoli bajo el control de una coalición de milicias en parte islamistas, y el otro reconocido por la comunidad internacional, exiliado en el este del país.

Además, el país debe hacer frente al ascenso del EI, que se apoderó de Sirte en junio pasado.

El martes, el gobierno de Trípoli anunció el lanzamiento de una "operación para liberar Sirte".

Según el ministerio de Defensa, en esta ofensiva participan "jóvenes de Sirte" y fuerzas aéreas.

Por su parte, el diplomático libio, que representa al gobierno reconocido por la comunidad internacional, afirmó que los combates estallaron después de que el EI asesinara a principios de semana a un influyente imán.

El grupo yihadista "envió refuerzos a Sirte y lanzó una ofensiva contra los barrios residenciales que se le resisten", afirmó el embajador. El EI "masacró a gente, llegando a matar a algunas personas en sus casas", agregó.

El diplomático instó a la comunidad internacional a "intervenir para parar la afluencia de combatientes que llegan desde los países vecinos o por mar para engrosar las filas del EI, así como el transporte de armas a esta organización".

En un comunicado colgado el jueves en Facebook, el gobierno exiliado acusó a las grandes potencias de utilizar "un doble rasero" en la lucha contra los yihadistas. "Combaten al EI en Siria y en Irak y cierran los ojos sobre su presencia" en Libia, según el gobierno.

Mh/nbz/iw/aq-ra/sgf/

Mostrar comentarios