Jueves, 19.09.2019 - 08:46 h
No pedirán créditos de los bancos

Vox diseña una campaña 'low cost' y ya acumula más de un millón de patrimonio

El partido de Santiago Abascal se apoyará en sus exitosas iniciativas de 'crowdfunding' para encarar las cuatro elecciones. La consigna, ser austeros.

Vox diseña una campaña 'low cost' sin bancos y a base de donaciones generosas
Vox diseña una campaña 'low cost' sin bancos y a base de donaciones generosas. / Vox

Vox ya ha comenzado a diseñar su salto a nivel nacional en un momento económico 'dulce'. En la formación liderada por Santiago Abascal consideran que la batalla por el voto no está ya tanto en los tradicionales mítines, sino en actos puntuales más bien sectoriales y, sobre todo, en las redes sociales y los medios de comunicación. Por eso el partido verde está preparando unas campañas electorales de bajo coste y que se sustentarán únicamente a través de aportaciones de particulares. Y es que, a pesar de que dispararon su tesorería en 2018, prefieren apostar por una estrategia modesta y sin grandes gastos.

"Austeridadausteridad y austeridad". Es la máxima de Vox de cara al carrusel de citas electorales que se avecinan en los meses de abril y mayo. "Vamos a gastar muy poco dinero", explican a La Información fuentes de la cúpula del partido. "No estiraremos el brazo más allá de la manga", resumen desde una formación que repetirá en estas campañas electorales su tradicional sistema de financiación. En la sala de máquinas del partido que acaba de estrenar sede en la madrileña calle de Nicasio Gallego consideran, por tanto, que no es necesario una estrategia agresiva en los próximos dos meses. Repetirán el 'plan Andalucía'.

Dos serán los pilares básicos con los que Vox financiará las campañas del 28-A y del 26-M. Son dos eventos excepcionales para los que tienen pensado recurrir a una búsqueda de ingresos extraordinaria. ¿Cómo? En primer lugar recurriendo a microdonaciones voluntarias. Se trata de aportaciones vía 'crowdfunding' de personas que deciden abonar pequeñas cuotas económicas para una acción concreta (por ejemplo para organizar Vistalegre o para el futuro acto en el Sant Jordi de Barcelona el 30 de marzo). La donación se puede realizar a través de una transferencia bancaria o con una tarjeta de crédito, todo de forma muy sencilla. Y da igual la cantidad: 5, 10 ó 50 euros. Cualquier aportación suma. "Buscamos muchos pocos", explican.

Estos donativos de no afiliados hicieron ingresar a Vox durante 2018 un total de 459.801,20 euros (un 33% de sus ingresos), según se puede leer en la Memoria económica del partido a la que ha tenido acceso La Información y que se reproduce a continuación. Más datos: lo llamativo de estas microdonaciones es que más del 54% de ellas son de cantidades inferiores a 50 euros. Ello indica que la financiación del partido se encuentra muy atomizada a través de montantes muy reducidos.

El segundo método con el que Vox va a financiar sus próximas campañas pasa por la aportación de mecenas generosos. Es decir, particulares que deciden financiar el partido de manera altruista. De hecho, en los próximos días está prevista una gira de dirigentes del partido por EEUU, aunque aspiran a conseguir el grueso de estos ingresos en nuestro país. Todo ese dinero permitirá que la formación alquile pabellones, equipos de sonido, furgonetas para el transporte o pague los billetes de avión y tren de sus dirigentes para los desplazamientos de campaña.

Estos dos métodos de financiación permitirán, además, que Vox no tenga que recurrir a los bancos para conseguir liquidez. "No vamos a pedir ningún crédito", estrategia que contrasta con la tradición histórica del resto de partidos. A ellos hay que sumar las aportaciones de los afiliados, que suponen el 66% de los ingresos de la formación, más de 831.000 euros en 2018. En las campañas electorales, sin embargo, no se tocarán estos ingresos considerados ordinarios. 

Vox cuenta a día de hoy con unas cuentas saneadas. En 2018 ingresó 1.558.153,52 euros y gastó 999.217,68 euros, por lo que el ahorro que obtuvo el año pasado alcanzó los 558.935,84 euros. Esta situación financiera está permitiendo al partido incrementar su plantilla de trabajadores. El 1 de enero de 2018 contaba con 5 y a cierre del año alcanzó los 16. A día de hoy tiene 20 y espera contratar otros seis empleados más para las citas electorales que se avecinan. En gastos de personal Vox gastó el año pasado 216.242,85 euros. La campaña en Andalucía también ha sido un éxito económico para Vox. La formación gastó 139.019,50 euros y va a ingresar 613.575,49 en concepto de compensación. Lo hará gracias a lograr 12 diputados.

Todo esto sucede mientras la afiliación sigue creciendo. En Vox hablan de que ya rozan los 35.000 afiliados que pagan 9 euros de cuota mensual ordinaria. El 1 de enero de 2018 tenían 4.792 y el 31 de diciembre llegaron a los 23.843. El balance de Vox a cierre de 2018 indica que el patrimonio neto de la formación alcanza ya 1.164.550,89 euros (frente a los 119.367,07 euros de 2017) lo que, según explican desde la dirección, les hace "encarar el futuro con optimismo".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios