Wall Street cierra sin apenas cambios a la espera de un acuerdo en Grecia

  • Wall Street cerró hoy sin apenas cambios en el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, mientras los inversores continúan a la espera de un acuerdo para la quita de una parte importante de la deuda griega y con la vista puesta en las conclusiones de la cumbre de la Unión Europea.

Nueva York, 30 ene.- Wall Street cerró hoy sin apenas cambios en el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, mientras los inversores continúan a la espera de un acuerdo para la quita de una parte importante de la deuda griega y con la vista puesta en las conclusiones de la cumbre de la Unión Europea.

La principal referencia del parqué neoyorquino cerró con un mínimo retroceso del 0,05 % o 6,74 puntos para colocarse en las 12.653,72 unidades, muy lejos de los retrocesos de alrededor del punto porcentual con los que se había despertado.

También moderaron drásticamente sus números rojos los otros dos principales indicadores de Wall Street, que acabaron con una bajada del 0,25 % en el selectivo S&P 500 y del 0,16 % en el índice compuesto del mercado Nasdaq.

Los inversores neoyorquinos recuperaron en los primeros minutos de las contrataciones el ánimo vendedor con el que habían terminado la sesión el viernes pasado, cuando el Dow Jones interrumpió cinco semanas de avances ante los datos por debajo de lo previsto sobre el crecimiento económico estadounidense en 2011.

Igualmente se agarraron a un dato macroeconómico, en este caso el relativo al gasto de los consumidores estadounidenses, que retrocedió el 0,1 % en diciembre a pesar de que sus remuneraciones aumentaron el 0,5 %, lo que demuestra la cautela que impera todavía entre ellos.

A esos datos sobre el gasto de los consumidores, que equivale a casi el 70 % del Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense, se unió la inquietud que impera hace días en Wall Street por la dilatación de las negociaciones entre Grecia y sus acreedores privados para la condonación de parte de su deuda.

La falta de ese acuerdo provocaba que los líderes de la Unión Europea no pudieran tratar en detalle la aplicación del segundo plan de rescate griego en su reunión en Bruselas, en la que urgieron al país a lograr un pacto esta semana, así como poner "en la buena dirección" su programa de ajustes y reformas estructurales.

La situación griega acapara las miradas mientras se acerca el 20 de marzo, cuando se enfrenta a unos vencimientos por 14.500 millones de euros, por lo que las principales bolsas europeas cerraron con retrocesos superiores al punto porcentual: Madrid (-1,62 %), París (-1,6 %), Milán (-1,21 %) y Londres (-1,09 %), entre otras.

Además, el continuo aumento de la prima de riesgo de Portugal entre nuevos temores a que necesite más ayuda de sus socios europeos hicieron que los inversores apenas se fijaran en la exitosa subasta de deuda de Italia, que colocó 5.574 millones de euros en bonos a cinco y diez años a un interés inferior al registrado a las anteriores subastas de este tipo.

Pese a esa emisión de deuda, la banca italiana fue el sector más afectado por el ánimo vendedor esta jornada, al igual que la estadounidense, que se dejó en su conjunto el 1,01 % en Wall Street con Bank of America (-3,02 %) a la cabeza.

El retroceso de la banca se produjo además en un día en el que se publicó que cinco de los mayores bancos estadounidenses tienen una exposición superior a 80.000 millones de dólares en los cinco países de la Unión Europea (UE) con más problemas de deuda.

Desde el ámbito empresarial destacó Thomas & Betts, que se disparó el 23,05 % después de que la tecnológica suiza ABB anunciase la compra de esa empresa especializada en la fabricación de componentes de baja tensión por 3.900 millones de dólares (2.970 millones de euros).

También volvieron a ser protagonistas las aerolíneas, que desde que suspendiera pagos American Airlines han centrado múltiples rumores y publicaciones sobre posibles fusiones, en este caso sobre una posible compra de Delta a US Airways, por lo que esa última ganó el 4,16 %.

La temporada de difusión de resultados se tomó hoy un respiro, pero los inversores tendrán mañana una nueva tanda de cuentas con las que tomar el pulso a la economía estadounidense: Exxon Mobil, Pfizer, UPS, Mattel y Amazon serán algunas de ellas.

Mostrar comentarios