Wall Street se atraganta con la Fed y acumula dos días en números rojos

  • Wall Street se mantuvo hoy en un tenso compás de espera mientras se preparaba para conocer las conclusiones de la última reunión de la Reserva Federal, recibidas con pesimismo en la recta final de la jornada, que concluyó por segundo día teñida de rojo y en la que se perdieron los 12.000 puntos.

Nueva York, 13 dic.- Wall Street se mantuvo hoy en un tenso compás de espera mientras se preparaba para conocer las conclusiones de la última reunión de la Reserva Federal, recibidas con pesimismo en la recta final de la jornada, que concluyó por segundo día teñida de rojo y en la que se perdieron los 12.000 puntos.

El parqué neoyorquino había iniciado la sesión en positivo tras el cierre bajista del lunes, aunque el optimismo se fue diluyendo poco a poco a medida que se conocieron datos macroeconómicos en Estados Unidos peor de lo esperado por los analistas y renovados temores sobre la crisis de deuda en la zona euro.

Primero fueron las ventas de los minoristas en Estados Unidos, que aumentaron apenas el 0,2 % en noviembre tras un incremento del 0,6 % en octubre, aunque la mayoría de los economistas había calculado un incremento del 0,5 %, y del 0,4 % si se excluían las de vehículos automotores.

Más tarde, entre los inversores en Wall Street volvieron a resurgir las dudas sobre la situación en los países de la zona euro después de que la canciller alemana, Angela Merkel, se opusiera hoy a ampliar el Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE), el fondo permanente de rescate que será efectivo el próximo año.

Pese a los datos ofrecidos por el Departamento de Comercio y las últimas preocupaciones procedentes del otro lado del Atlántico, los tres indicadores de la principal plaza financiera del mundo se aferraron al verde a la espera de conocer las conclusiones de la reunión del Comité del Mercado Abierto del banco central, que dirige la política monetaria de Estados Unidos.

Cuando pasadas las 17.00 GMT la Fed mostró su preocupación sobre la evolución de la economía global, dijo que mantendrá las tasas de interés por debajo del 0,25 % y optó por no alterar su política de canje de bonos del Tesoro de corto plazo por largo plazo, entonces los inversores se decantaron por un decidido ánimo comprador.

De poco sirvió que la Reserva Federal constatara que la economía de Estados Unidos mantiene su ritmo de crecimiento "moderado" y que el gasto de los consumidores ha seguido creciendo, ya que indicó que aunque algunos indicadores apuntan a una mejoría en las condiciones laborales, la tasa de desempleo sigue siendo "elevada".

El panorama dibujado por la Fed sobre la situación de la primera potencia mundial no terminó de gustar a los inversores en el parqué neoyorquino, donde todos los sectores salvo uno terminaron el día en números rojos, arrastrados por las compras de última hora de títulos financieros y energéticos.

De esta forma, el Dow Jones de Industriales cerró el martes con un descenso del 0,55 % para terminar en 11.954,94 unidades, por debajo de la barrera psicológica de los 12.000 puntos que había logrado recuperar el pasado viernes tras concluir la cumbre de los líderes europeos en Bruselas.

Mientras, el selectivo S&P 500 retrocedió el 0,87 % hasta las 1.225,73 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan algunas de las principales empresas tecnológicas del mundo, se llevó la peor parte al caer el 1,26 % hasta situarse en los 2.579,27 unidades.

Uno de los protagonistas de la jornada fue Best Buy, que cerró con una contundente caída del 15,46 % después de que la mayor cadena de venta de artículos electrónicos de Estados Unidos anunciara que sus beneficios del tercer trimestre bajaron el 29 % respecto al mismo periodo del año anterior.

En otro mercados, el crudo subió hasta los 100,14 dólares el barril, por encima de la cota psicológica de los 100 dólares, el oro retrocedió a 1.663,1 dólares la onza, el dólar ganaba terreno frente al euro (que se cambiaba a 1,3028 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años retrocedió al 1,96 %.

Mostrar comentarios