Wall Street vuelve a conquistar niveles desconocidos en cinco años

  • La reactivación de los grandes acuerdos empresariales en Estados Unidos, que hoy trajo la posible fusión de las firmas Office Max y Office Depot, catapultó a Wall Street hasta alcanzar nuevamente niveles desconocidos en más de cinco años.

Teresa de Miguel

Nueva York, 19 feb.- La reactivación de los grandes acuerdos empresariales en Estados Unidos, que hoy trajo la posible fusión de las firmas Office Max y Office Depot, catapultó a Wall Street hasta alcanzar nuevamente niveles desconocidos en más de cinco años.

El parqué neoyorquino, que se mantuvo cerrado el lunes por la celebración en este país del Día de los Presidentes, se cubrió de verde en una jornada de optimismo por la fortaleza que está mostrando en este arranque de 2013 el sector empresarial estadounidense.

Si la semana pasada fueron la fusión de American Airlines y US Airways (-1,66 %) y la compra de Heinz (-0,11 %) por parte del grupo inversor Berkshire Hathaway (1,57 %) y la brasileña 3G Capital, este martes era la posible combinación de las dos principales empresas de suministro de material para oficina.

Así lo publicaron varios medios especializados en EEUU, que aseguraron que las dos firmas se encuentran en negociaciones avanzadas y podrían anunciar esta misma semana esa fusión, lo que provocó que sus acciones se disparasen un 20,9 % en el caso de Office Max y un 9,37 % en el caso de Office Depot.

Wall Street también se vio contagiado por los números verdes de las bolsas europeas, donde destacaron los ascensos de Madrid (1,44 %), París (1,88 %), Fráncfort (1,62 %) y Londres (0,96 %), tras conocerse que la confianza inversora en Alemania subió en febrero hasta su nivel más alto en casi tres años.

Así, el Dow Jones de Industriales, el índice de referencia del parqué neoyorquino, subió el 0,39 % ó 53,91 puntos para terminar en las 14.035,67 unidades, con lo que superó la simbólica barrera de los 14.000 puntos que ha venido rondando desde que la conquistó el 1 de febrero por primera vez en más de cinco años.

Ése supone además el nivel más alto del Dow Jones desde octubre de 2007 y deja a ese indicador a un 0,91 % del máximo histórico de 14.164,53 unidades que alcanzó el 9 de octubre de ese mismo año.

No se quedó corto el selectivo S&P 500, que también acabó a su cota más elevada en más de cinco años tras subir el 0,73 % y quedar en los 1.530,94 enteros, ni el índice compuesto del mercado Nasdaq, que ganó el 0,68 % hasta las 3.213,59 unidades, un nivel desconocido en doce años.

Los inversores neoyorquinos obviaron así un dato macroeconómico peor de lo previsto en EEUU como fue el descenso de la confianza en el sector de la construcción este mes después de haber alcanzado su nivel más alto en seis años y medio.

También hicieron oídos sordos a las advertencias lanzadas por el presidente estadounidense, Barack Obama, sobre los daños que pueden ocasionar sobre la economía del país los masivos recortes automáticos del gasto público fijados para el 1 de marzo si el Congreso no alcanza antes un acuerdo.

Prácticamente todos los sectores de Wall Street cerraron la jornada en terreno positivo y más de una veintena de los integrantes del Dow Jones quedaron al alza, liderados por la tecnológica Cisco (2,24 %).

Otra tecnológica centró las miradas fuera de ese índice, en esta ocasión Google, que cerró por encima de los 800 dólares por acción por primera vez en su historia gracias a una subida del 1,76 % en una jornada en la que el diario The Wall Street Journal publicó que planea abrir establecimientos en EEUU.

Las miradas también se concentraron en Dell, que anunció tras el cierre de la sesión que ganó 3.017 millones de dólares en su año fiscal 2013, un 24 % menos que un año antes pero en línea con lo que esperaban los analistas, por lo que sus acciones se revalorizaban el 0,4 % en las operaciones electrónicas.

La empresa se encuentra en un momento delicado después de que dos de sus principales accionistas minoritarios anunciasen su rechazo al plan de su fundador y consejero delegado, Michael Dell, para sacar a la empresa de bolsa por 24.400 millones de dólares para intentar relanzarla.

Mostrar comentarios