BANCO SABADELL PREVÉ INCREMENTAR UN 10% SU BENEFICIO EN 2017

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliú, afirmó este viernes que el beneficio de la entidad podría registrar un incremento algo superior al 10% en el ejercicio 2017, después de ganar 710 millones de euros en 2016.
Durante la presentación de los resultados anuales del grupo, el presidente de la entidad aseguró que las perspectivas del banco para 2017, un ejercicio que consideran de “transición”, son “positivas”.
En este sentido, reconoció que en “España podemos crecer y tener una posición mayor”, aunque por el momento no hay intención de hacer compras y “nos vamos a dedicar a gestionar” el negocio a nivel nacional y en Reino Unido, México y Estados Unidos.
En concreto, preguntado por la posibilidad de una operación con Banco Popular, el responsable de la entidad aseguró que “ahora no estamos en eso”.
Oliú destacó que hay unas “perspectivas algo más favorables y positivas” sobre el crédito y que se prevén más transacciones del mercado inmobiliario, pues “precios y operaciones continúan mejorando”.
Además, aseguró que tras la formación de Gobierno en España “ahora, de cara a los mercados, hay cierta estabilidad política relativa”.
CAMBIO DE SEDE
Respecto a la posibilidad de que el banco traslade su domicilio social, quiso dejar claro que “no tiene ninguna intención de cambiarla” y preguntó “por qué tendría que cambiarlo hoy”.
“Es un tema altamente complicado y estoy algo molesto por el uso el político de este tema”, señaló el presidente de la entidad, quien recordó que el banco nació en Sabadell, fue creciendo a nivel provincial y regional y como ha tenido “éxito” empezó a tener actividad en otras zonas de España, donde ahora su presencia es muy importante.
Así, subrayó que “la sede está en Sabadell” y que si las “circunstancias políticas pudieran llevar a cambios, de eso no tengo ni idea”. Además, recordó que es un banco sistémico dentro el conjunto del euro, sujeto a la supervisión y regulación del sistema financiero europeo, y “no veo que haya ningún riesgo político a la vista que pueda hacer cambiar esto”.
MÉXICO Y ESTADOS UNIDOS
Respecto a la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el presidente de Banco Sabadell reconoció que le “sorprende y preocupa un poco”, aunque agregó que si no debe hablar de política en España menos sobre otros países.
Sobre al efecto en México, el consejero delegado, Jaime Guardiola, explicó que la situación económica “gloriosa” que tenía se ha ajustado, pero que eso era algo que ya se observaba en el “periodo pre-Trump”, aunque sus decisiones pueden tener consecuencias en lo que se refiere a los acuerdos comerciales y las políticas proteccionistas.
En todo caso, en cuanto a la operación de Sabadell en México “esto no tiene mucho efecto”. Así, el consejero delegado destacó el “buen comportamiento” del negocio de empresas y recordó que se han abierto seis oficinas y que se van a poner en marcha otras seis.
Pese a ello, se ha decidido “ralentizar un poquito el proyecto de particulares”, porque hay “alguna barrera” que ha de superar en el sector financiero mexicano y “creemos que hay que dedicarle un poco más de tiempo”, por lo que será en 2018 cuando se lance.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios