Barajas se llena de detectives para acabar con la mafia de empaquetadores ilegales

La empresa concesionaria ha denunciado a AENA por estafa y apropiación indebida al considerar que en 2015 les ocultaron un problema que se originó en 2014.

Son ya 156 personas las que trabajan a diario en negro en el aeropuerto madrileño y, según un estudio de la empresa perjudicada, han defraudado 12 millones a Hacienda.

Barjas se llena de detectives para acabar con la mafia de empaquetadores ilegales

El negocio de empaquetadores en el Aeropuerto de Madrid Barajas mueve 10 millones de euros anuales, pero casi la mitad es en negro. Lo que significa que en los últimos tres años las pérdidas para Hacienda ascienden a 12 millones. Más aún para la empresa Sinapsis Trading, que ha presentado una querella contra AENA por no poner fin a los plastificadores ilegales, y que aún está pendiente de ser admitida a trámite por el Juzgado número 12 de Madrid. 

La problemática se originó en 2014 y tres años después no hay quien le ponga freno. La compañía perjudicada ha contratado detectives para acabar con lo que definen como una 'ciudad sin ley'.

Cuando los primeros empaquetadores ilegales hicieron su aparición por el aeropuerto, AENA no supo controlar la expansión de este grupo y ya son 156 personas de origen rumano, latinoamericano y magrebí las que están protagonizando una competencia desleal en el sector. La anterior concesionaria, Safebag, se marchó de Barajas debido a las pérdidas ocasionadas por los empaquetadores ilegales.

Entonces apareció Sinapsis Trading, que ganó el concurso en diciembre de 2015. Defiende que no sabía nada de esta irregularidad y que se siente engañada. Pagó un canon de tres millones de euros anuales a cambio de un retorno de 10, pero se ha encontrado con un beneficio mucho menos al esperado. Es por ello que ahora se han querellado contra AENA por estafa y apropiación indebida.

Según los estudios de la empresa, están dejando de ganar unos tres millones de euros anuales a causa de los empaquetadores ilegales que crecen a diario. Hace seis años también operaban en Barajas y plastificaban 1.200 maletas. Actualmente hay más vuelos y empaquetan la mitad, 600.000. Para demostrarlo, y ante la pasividad de AENA, contrataron los servicios de varios detectives para conseguir pruebas.Cobran la mitad y han defraudado 12 millones

Los detectives trabajaron durante varios días en Barajas para identificar uno a uno a los 156 trabajadores sin contrato. "Probaron que son una mafia organizada. Van a llevarlos en coches y después los recogen para llevarlos a sus casas", denuncia la empresa, que también denuncian amenazas y agresiones a sus trabajadores.LINVID20170518_0006

La forma de trabajo de los 'piratas' es la siguiente. Captan a los pasajeros que están buscando la empresa para empaquetar las maletas o se acercan a las colas de facturación. Plastifican las maletas a mano con rollos gigantes de plástico y cobran 5 euros, aproximadamente la mitad que la empresa concesionaria. ¿Por qué no expulsan a los empaquetadores ilegales?

Es 'el pez que se muerde la cola'. La directora general de AENA, Elena Mayoral, afirmó hace unas semanas que "los aeropuertos son espacios públicos" y que "la seguridad está encomendada a la Policía Nacional". Mientras, la Policía siempre se ha desmarcado de la actuación contra plastificadores ilegales en consecuencia al convenio entre Ministerio del Interior y AENA de 29 de junio de 1999, donde se informa que el operador "participará en la adopción de medidas de seguridad dentro de los recintos aeroportuarios".AENA Barajas Vuelos Malabo Bogot.sólo plastificadores ilegales http://t.co/7qgp7MHnJU@aviaciondigital @cep_cepolicia pic.twitter.com/6yTRJD6aip— Sindicato CSIF-Aena (@CSIFAena) 27 de noviembre de 2014

Ante la polémica, AENA se ha referido a sí misma como "víctima de estas actuaciones" que afectan a "su propia imagen" y ha manifestado que no tiene "competencia en la seguridad de las zonas públicas del aeropuerto".

Sinapsis Trading dejó de pagar el canon en junio de 2016 aludiendo a que AENA le ocultó el problema de los empaquetadores ilegales, que campan a sus anchas por Barajas a la vista de la empresa de seguridad EULEN y de la Policía Nacional. Ante la falta de pago, AENA convocó un nuevo concurso para el servicio de embalaje y Sinapsis Trading denuncia que Excess Baggage ya opera en Barajas sin que se le haya adjudicado el concurso.

Ahora en portada

Comentarios