La Comisión de Valores de EE UU sanciona a KPMG por fallos de auditoría

La compañía auditora acepta pagar 6,2 millones de dólares para cerrar el caso

La SEC sostiene que aceptó contabilizar activos sobrevalorados de una petrolera

Parqué de la Bolsa de Nueva York.

La Securities and Exchange Commision (SEC) de EE UU ha acusado a la firma de auditoría KPMG, una de las denominadas Big Four (junto a Deloitte, PWC y EY) de fallar en sus prácticas de auditoría al supervisar las cuentas de la compañía de petróleo y de gas Miller Energy Resources. De acuerdo con la comunicación del supervisor bursátil, KPMG ha aceptado pagar 6,2 millones de dólares (5,2 millones de euros) para liquidar el caso. Para la SEC, la mala práctica de la auditora provocó que "los inversionistas estuvieran mal informados sobre el valor de la compañía".

La comunicación de la SEC detalla que KPMG fue contratada como auditor externo de Miller Energy Resources en 2011 y emitió un informe de auditoría limpio, sin reservas "a pesar de los valores exageradamente altos de los activos clave de petróleo y gas" de la compañía. La auditoría, continúa, no evaluó adecuadamente los riesgos asociados y "pasó por alto la sobrevaloración de ciertos intereses de petróleo y de gas que la compañía había comprado en Alaska".

"Las empresas de auditoría deben comprender plenamente las actividades de sus clientes" sostiene la SEC, algo que no hizo en su opinión KPMG "lo que provocó que los inversores estuvieran mal informados". Para el organismo KPMG incurrió en una conducta profesional impropia.KPMG, ni admite ni niega

KPMG, aclara la SEC, "sin admitir ni negar las conclusiones" aceptó ser pagar 4,6 millones de dólares de los honorarios cobrados, más medio millón por intereses y una penalización de otro millones de dólares para cerrar el caso.

La SEC tiene fama de ser muy puntillosa en cuestiones de supervisión de cuentas. El fraude contable es, de hecho, uno de los delitos más perseguidos en el ámbito corporativo en Estados Unidos.

El pasado año, otras de las cuatro grandes de la auditoría, EY, fue también sancionada por haber sido demasiado laxa en la supervisión de las cuentas de clientes. En concreto, la SEC multóa con casi 12 millones de dólares a la compañía por haber dado su visto bueno a las cuentas fraudulentas de Weatherford durante seis años.

Ahora en portada

Comentarios