Finlandia experimentará en 2017 con el reparto de una renta básica de 560 euros al mes

A partir del próximo 9 de enero, 2.000 personas seleccionadas comenzarán a recibir 560 euros al mes sin realizar ningún tipo de labor a cambio.

Uno de los grandes objetivos del estudio es encontrar las diferentes razones que promuevan la participación activa de la sociedad tras recibir la renta básica.

Finlandia experimentará desde enero de 2017 el reparto de una renta básica de 560 euros al mes

Finlandia ha iniciado un experimento para investigar la utilidad de implantar una renta básica, que consistirá en el cobro de 560 euros al mes libres de impuestos. Los pagos, a través de la Seguridad Social, arrancarán en enero de 2017. 

Mediante este experimento pretende analizar cómo podría rediseñarse el sistema de seguridad social para afrontar los cambios del mercado laboral y cómo podría hacerse que promoviera la participación activa, proporcionando mayores incentivos para trabajar, así como reduciendo la burocracia y simplificando el sistema de subsidios. Finlandia es de los pocos países en la Unión Europea que no goza de un salario mínimo interprofesional.2.000 personas participan en el experimento

En una primera fase, un grupo de 2.000 ciudadanos finlandeses elegidos mediante un muestreo aleatorio entre los desempleados del país recibirán durante dos años 560 euros al mes. En caso de periodos inferiores a un mes se cobrarán 18,67 euros por día. Esta cantidad se mantendrá invariable durante la duración de la prueba y no será reducida por ningún otro ingreso que los participantes pudiesen obtener.

Los beneficiarios recibirán el primer pago el próximo 9 de enero de manera automática y sin necesidad de contactar o someterse al control de la Seguridad Social.

Los 2.000 ciudadanos participantes en el experimento fueron, con algunas excepciones, elegidos aleatoriamente entre un grupo objetivo de 175.000 personas de entre 25 y 58 años que recibieron el pasado mes de noviembre algún tipo de subsidio o pensión por desempleo por razones distintas de una baja temporal y que no cobraban prestación por paro.

La Seguridad Social finlandesa detalló la identidad de las personas seleccionadas para el estudio: el 48% de los beneficiarios de la renta básica serán mujeres y el 52% hombres. Un 30% tiene edades comprendidas entre los 25 y 34 años, el 29% entre 35 y 44 años, y el 41% entre 45 y 58 años. Hay restricciones que impiden el cobro: iniciar el servicio militar, empezar a cobrar una pensión y mudarse fuera del país.

Durante los dos años del experimento se supervisará su evolución a través de los datos registrados, por lo que no someterá a controles a los participantes para averiguar su situación laboral. En caso de encontrar empleo, los participantes seguirán cobrando esta renta básica, aunque una cantidad equivalente se les deduciría del cobro de determinados beneficios sociales.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios