Fitch amenaza con bajar todavía más el 'rating' de Cataluña tras convocar el 1-O

La agencia de calificación advierte de que bajará el 'rating' de Cataluña, que ya se encuentra al nivel del 'bono basura', si el Gobierno central le corta la financiación.

La agencia justifica que "Cataluña depende en gran medida del apoyo de liquidez del gobierno central".

Te interesa leer: La independencia supondrá un recorte de más del 33% en la inversión extranjera.

Fitch amenaza con bajar todavía más el 'rating' de Cataluña tras convocar el 1-O

La agencia de calificación Fitch ha emitido un documento en el que advierte de que bajará el 'rating' de Cataluña, que ya se encuentra al nivel del 'bono basura', tras convocar el referéndum si el Gobierno central corta la financiación de la comunidad.

"Creemos que no habrá secesión de España, pero una escalada en la tensión sería negativo para el 'rating' de Cataluña si el apoyo financiero del Gobierno central se debilita o incluso se retira. La aprobación de una ley en el Parlamento regional catalán para facilitar el referéndum sobre la independencia va a llevar a mayores tensiones entre la Comunidad de Cataluña y el Gobierno central", asegura en un comunicado.

La agencia justifica que "las relaciones con el gobierno central son importantes para el perfil de crédito de Cataluña, ya que la región depende en gran medida del apoyo de liquidez del gobierno central", mientras sostiene que el Ejecutivo de España "tiene amplios poderes para intervenir si así lo decide". "Las medidas podrían incluir la suspensión de algunos o todos los poderes del gobierno regional, o recortar los fondos si se utilizara para cubrir los costos de preparación del referéndum", explica.

Por ello, Fitch todavía mantiene Cataluña con calificación de BB, lo que implica bono basura, aunque advierte de que esta nota puede bajar, porque al otorgarla "se tuvo en cuenta que la región mantendría acceso a la financiación estatal para su servicio de deuda a medio plazo".

[Te interesa leer: Informes internos del Ibex vaticinan una debacle de la economía en Cataluña]

"La Perspectiva Negativa de la calificación 'BB' de Cataluña refleja el riesgo de confrontación política que podría traducirse en la reducción o retirada del apoyo estatal a medio plazo, junto con el débil desempeño presupuestario de Cataluña, alto endeudamiento y riesgo de refinanciación. La región ha reportado saldos negativos actuales desde 2008 y es el mayor receptor de apoyo de liquidez del gobierno central. El endeudamiento total del gobierno central superó los 50.000 millones de euros a finales de 2016, es decir, el 80% de la deuda directa estimada de Cataluña", defiende la agencia.

Por último, Fitch argumenta que "las tensiones crecientes entre el gobierno central y el gobierno regional de Cataluña no provocarán una perturbación significativa de la economía española o del funcionamiento del gobierno", pero que si España avanzara hacia una mayor descentralización "podría ser positivo para el perfil crediticio de Cataluña".

"Creemos que una normalización de las relaciones políticas con el gobierno central sería un primer paso necesario. Si esto ocurriera, podríamos reconsiderar la calificación de Cataluña", concluye.

Ahora en portada

Comentarios