Inditex reinventa Uterqüe: la hermana menor de Zara dispara sus ventas un 27%

Es la enseña del grupo gallego que más crece, aunque aún supone una cifra pequeña, porque aporta 45 de los 11.671 millones de euros de ingresos semestrales.

La multinacional gallega ha cambiado el paso de la marca, de precios más elevados, con nuevo diseño de tienda y replanteamiento de sus colecciones.

Te interesa leer: Inditex modera su crecimiento en España pero genera 2.933 puestos de trabajo

Tienda de Uterqüe en el Paseo de Gracia de Barcelona.

Inditex ha dado la vuelta a Uterqüe, la cadena más joven del grupo y, también, la que más vaivenes ha dado en los últimos años, hasta conseguir dar con la tecla adecuada. Parece que lo ha logrado. La cadena, que aún no tiene una década de vida, se ha convertido en la enseña del grupo gallego que más eleva sus ventas. Ha multiplicado sus ingresos un 27% (es casi tres veces más que el crecimiento global del grupo), aunque aún es una cifra pequeña dentro de las magnitudes del universo Inditex.

Uterqüe facturó 45 millones de euros durante el primer semestre de su ejercicio, que abarca del 1 de febrero al 31 de julio. Una cifra que está a años luz de los 11.671 millones que ingresó el conjunto del grupo gallego. De esa cifra, 7.737 millones corresponden a Zara, donde el ritmo de ventas avanza un 11%, según las cifras que publicó ayer la multinacional gallega.

Ninguna de las empresas de Inditex crece al ritmo de Uterqüe. La siguiente es la firma de lencería y ropa deportiva Oysho, que incrementa su facturación un 18% (271 millones de euros en el semestre).

Detrás de este crecimiento está la nueva estrategia de la compañía (nuevo logo incluido), el cambio en la imagen de las tiendas y la apertura de locales. Hace un año, en el primer semestre de 2016, Inditex cerró dos establecimientos de Uterqüe. En el mismo periodo de este año ha abierto cinco. La enseña suma 83 locales, 13 más que hace un año, en 41 países y en una treintena de estos también vende online. En lo que va de ejercicio ha inaugurado puntos de venta en Cancún (México), Moscú (Rusia) y Bucarest (Rumanía) y ha renovado una de las tiendas clave en España, la del Paseo de Gracia de Barcelona.

Te interesa leer: Zara crea un 'dependiente robot' capaz de gestionar, a la vez, 700 pedidos online

Inditex creó Uterqüe en 2008, con la intención de convertirla en su enseña clave dentro del segmento de los complementos. Casi diez años después, ha diversificado su oferta y, aunque dé relevancia a los bolsos y el calzado, en sus colecciones también pesa el textil. Hasta hace unos meses era una de las piezas del engranaje de Arteixo que no funcionaba. Hace sólo tres años, al cierre del primer semestre de 2014, sus ventas caían a un ritmo del 6%. Le aportaba 31 millones de euros en ingresos.

En cuanto al replanteamiento de las tiendas, la nueva imagen se ha inspirado en la corriente Mid-Century de los años 50: son sobrias y minimalistas. Por ejemplo, los materiales de los establecimientos son una combinación de estanterías rectas de piedra, metal y madera. Un “mobiliario sobrio, moderno y purista”, explican desde la multinacional. Y va más allá de la moda en sí, porque ha apostado por las colaboraciones con jóvenes artistas.

Pero su negocio sigue siendo la moda, que en Uterqüe alcanza precios de venta más altos que en el resto de enseñas del grupo gallego. Ahí, uno de los cambios realizados en estos meses ha sido la creación de una colección 'ready to wear', de producción limitada y con procesos de fabricación especialmente controlados. Esa diferenciación, en un segmento de precios más elevados, vivió un momento complicado durante los años de crisis. Ahora, empieza a resurgir.

Ahora en portada

Comentarios