Reducir la jornada laboral a 35 horas semanales supondría una subida salarial de 2.839 euros al año

Si tenemos en cuenta que el salario medio en nuestro país es de 22.859 euros al año por 40 horas a la semana, reducirlo y mantener el sueldo supondría pagar un 1,56 euros más por hora. 

Las horas de trabajo y la productividad siempre han estado en el punto de mira del debate laboral en nuestro país y hasta el momento no se ha llegado a ningún acuerdo. 

Reducir la semana laboral a 35 horas supondría una subida de salario generalizada de casi 3.000 euros

Recuperar la jornada laboral de 35 horas semanales es una prioridad para los funcionarios españoles y una de las principales reivindicaciones de los sindicatos. Sin embargo esta cifra está lejos de las horas de trabajo que se realizan en el sector privado y que están fijadas por ley en un máximo de 40. 

Pero, ¿Sería posible aplicar esta reducción al sector privado? Desde las empresas de Recursos Humanos ven totalmente inviable una reducción generalizada de la jornada laboral. Luisa Feigenspan, Manager de la División de Recursos Humanos de PageGroup señala a Lainformacion.com que "reducir la jornada laboral sin reducir los salarios es prácticamente imposible teniendo en cuenta la situación actual del mercado". Feigenspan argumenta su afirmación señalando que "supondría una subida generaliza del sueldo en todas las empresas y aunque es muy bonito, hoy por hoy es utópico, imposible". 

Si tomamos como referencia los 22.859 euros que es el salario medio bruto en España, cada trabajador cobra de media 11 euros por hora de trabajo. Sin embargo, si reducimos la jornada en cinco horas semanales, es decir 260 horas menos anuales de trabajo, el precio medio de la hora sube a 12,56 euros, lo que supondría una subida de sueldo media de 2.839 euros brutos al año por cada trabajador. 

Una cantidad que si se multiplica por todos los trabajadores de una empresa supone un gran desembolso al que hay que añadir el coste de contratar el personal necesario para cubrir esas horas. 

Además, según señala la experta en Recursos Humanos, esta reducción supondría realizar cambios en las empresas que también pueden tener un coste. "Reducir la jornada en sectores que tienen una carga continúa de trabajo, como un call center es fácil, ya que no supone muchos cambios porque la carga de trabajo es continúa, " afirma Feigenspan, pero hacerlo en otros sectores más mecanizados supone cambios en todo el proceso que pueden requerir una inversión mayor. Una prioridad para los sindicatos

Trasladar esta reducción al sector privado es una vieja reivindicación de los sindicatos. Ramón Gorriz, secretario de Acción Sindical de Comisiones Obreras señala en entrevista telefónica con Lainformación.com que "la reducción forma parte de los principales puntos de la negociación colectiva" Cree que sería posible instaurarlo en España pero "cambiando el modelo productivo".

Desde su punto de vista se puede hacer de manera progresiva y estableciendo plazos. Lo primero que habría que hacer es "crear un plan de inversión con una reforma fiscal justa y eficiente" para abordar el tema del déficit de la Seguridad Social. Además desde su sindicato abogan por integrar paulatinamente la agenda de digitalización que permita ir reubicando a los trabajadores en función de las necesidades. La robotización supone una ayuda importante en muchos trabajos y es hora de aplicarlos de manera eficiente y en beneficio del trabajador, reduciéndoles la jornada laboral. 

La misma opinión expresan desde el sindicato C-SIF. Consideran que "la experiencia en el funcionariado tendría que servir de ejemplo para extrapolar la medida al resto de empresas del sector privado y ver que es posible y beneficioso". Aseguran que aunque reducir la jornada a 35 horas tiene un coste económico importante "también tiene muchos beneficios. "Algunas inversiones fallidas en infraestructuras han costado mucho dinero a Estado y no han servido para nada", añaden. La reducción genera bienestar en el tabajador y riqueza en el país. 

Desde los sindicatos apuntan a que el estado tendría que dar facilidades y subvenciones a las empresas que reduzcan la jornada, como se hizo en Francia, para que esta medida no suponga un esfuerzo económico sólo para el empresario. "Es posible hacerlo a largo plazo si existe voluntad, y todo son beneficios. El trabajador podrá conciliar mejor, tendrá más tiempo libre, estará más feliz y rendirá más en el trabajo, y la conciliación es una de las reivindicaciones del gobierno de Rajoy que ha propuesto terminar la jornada laboral a las deis de la tarde. Además se generará empleo, se activará la economía, se incrementarán las cotizaciones a la Seguridad Social y se garantizará nuestro estado del bienestar. El precio, "que las empresas reduzcan ligeramente sus beneficios", aseguran desde los sindicatos.Flexibilidad laboral mejor que reducción

El debate sobre si en España se trabaja muchas horas es antiguo y recurrente. Según los datos recogidos por la OCDE en España se trabajan más horas que en la mayoría de los países europeos. Los últimos datos, referentes a 2015, hablan de una media de 1.691 horas frente a las 1.371 de Alemania o 1,482 de Francia. Si nos comparamos con la media de la OCDE estamos por debajo, ya que se sitúa en 1.766 siendo México el país en el que más horas pasan sus ciudadanos en su lugar de trabajo, con un total de 2.246 horas anuales.

España tiene una media de 12 días festivos al año, a los que habría que sumar un mes de vacaciones para la mayoría de trabajadores y los fines de semana. En total, en España, con la tasa de paro más elevada de Europa solo por detrás de Grecia, se trabajan unos 211 días al año, en jornadas de ocho horas. La estadística recoge las horas extraordinarias, por lo que las jornadas en realidad son más largas y este cálculo podría variar.

El número de horas de trabajo disminuye cada año, pero no sólo en España, lo hace en la mayoría de los países. Otra cosa es la productividad. Está demostrado que muchas horas no es lo mismo que mucha productividad. 

"Es evidente que todos queremos ganar dinero y tener más tiempo libre pero antes habría que mejorar otros aspectos, como la productividad", afirma Feigenspan, manager de la división de Recursos Humanos de PageGroup. "En España", afirma "se trabajan muchas horas pero no se hace de manera eficiente." Asegura que no existe flexibilidad y muchas veces el problema viene desde arriba. "Existe una falta de confianza por parte del superior que cree que el trabajador se va a escaquear" y eso no es así, continúa Feigenspan. 

Hoy en día los trabajadores son responsables y "trabajan las horas necesarias para cumplir sus objetivos. El problema es que pueden quedarse un día dos o tres o cuatro horas más para finalizar un proyecto" y sin embargo al día siguiente tienen que volver a la oficina y estar las ocho horas aunque no tengan trabajo para tanto tiempo. 

Muchas veces esa falta de reconocimiento en el trabajo lleva al trabajador a ser poco productivo e incluso a bajar su rendimiento por la desmotivación y falta de reconocimiento del trabajo. "Muchos directivos tienen que aprender que los trabajadores son los primeros interesados en que el trabajo salga adelante, y dejar de verlos como personas que se quieren aprovechar." señala la responsable de recursos humanos.

Reducir la jornada laboral a 35 horas semanales supondría una subida salarial de 2.839 euros al año

Ahora en portada

Comentarios