Mercadona fabrica en Marruecos cervezas para competir con Alhambra y Damm

El grupo de distribución lanza dos nuevas marcas cerveceras: Doble Malta y  Reserva, fabricadas en Marruecos por SBM - Casablanca, filial del grupo francés Castel.

La compañía presidida por Juan Roig cuenta con 20 proveedores de cerveza. Reconoce que tiene que trabajar en nuevas referencias, como una sin alcohol 0’0 aromatizada.

Te interesa leer: Lidl y Mercadona compiten por vender la cerveza de marca blanca más barata

Te interesa leer: El ‘boom’ de las cerveceras: las cuatro grandes disparan su beneficio un 21%

Las nuevas cervezas de Mercadona: Doble Malta y Reserva.

Mercadona acaba de lanzar al mercado dos nuevas enseñas cerveceras que golpean en la línea de flotación de dos de los grandes grupos españoles: Mahou y Damm. La compañía de supermercados valenciana ha comenzado a vender dos nuevas marcas propias: Doble Malta y Reserva, que compiten en los mismos segmentos que dos de las enseñas con más renombre, Alhambra y Voll-Damm.

Las dos marcas de la empresa presidida por Juan Roig se fabrican en Marruecos por SBM - Casablanca, una de las divisiones del grupo francés de las bebidas alcohólicas Castel Group que, hasta ahora, no trabajaba con el gigante español de los 'súper'. "Las cervezas que actualmente nos fabrican son producidas, por proximidad, en la planta que este grupo posee en Marruecos", argumenta Mercadona.

Llegan ahora al mercado porque ha percibido que no contaba con productos en esos segmentos. "Dentro del análisis de las necesidades que deben ser cubiertas en la categoría de cerveza detectamos una, a la que llamábamos doble malta, y otra, reserva", explica un portavoz de de la compañía.

En cuando a sus precios, ambas están por debajo de sus principales competidores. Mercadona comercializa el pack de seis botellines de Doble Malta (33 centilitros) por 3,96 euros. Mientras, el precio de seis unidades Voll-Damm (de 25 cl.) es de 4,02 euros. En cuando a Reserva, ese mismo pack (33 cl.) cuesta en los lineales y en su web 3,72 euros, mientras que Alhambra Reserva 1925 (enseña de Mahou) alcanza los 6 euros.

Casablanca y Stork

SMB - Casablanca es conocida, sobre todo, por sus marcas locales, como Casablanca o Stork. La compañía está controlada en un 68,33% por Société Marocaine d'Investissement et de Services (MDI), filial de Castel Group. Este último es el mayor fabricante de vino francés y el décimo de cerveza del mundo (posee 48 cerveceras). Lo fundó Pierre Jesús Sebastián Castel, descendiente de dos españoles que emigraron a Francia.

Te interesa leer: Mercadona ya tiene logo para el futuro ‘súper’ online... y patenta su sintonía

Además de Société Marocaine d'Investissement et de Services, en el accionariado de la empresa marroquí también está presente el gigante holandés Heineken, con el 2,21% del capital; y la Caisse Marocaine Interprofessionnelle de Retraites (CIMR), con el 11%. Otro 17,9% cotiza en bolsa, según el supervisor del mercado bursátil marroquí. La vinculación de SMB - Casablanca con Heineken es estrecha, porque tiene la licencia para fabricar en Marruecos su marca, que se distribuye a países del norte de África.Nuevos segmentos

La presencia en España de cervezas foráneas es algo bastante limitado. De los 38,6 millones de hectolitros de cerveza que se consumieron en España en 2016 (un 3% más que en el año anterior) sólo 4,5 millones de hectolitros fueron importados. Así, 11 de cada 100 litros de cerveza consumidas llegaron de otros países, un 6% menos que en 2015. Francia, Países Bajos y Alemania son los principales países emisores de cerveza hacia el mercado español.

Hay menos importaciones en un sector que ha aumentado su diversificación, sobre todo a raíz de 'boom' de las cervezas artesanales. La patronal del sector, Cerveceros de España, no desvela qué cuota de mercado controlan estas cervezas de pequeño tamaño, aunque su presencia es creciente. De hecho, algunos de los nuevos nombres del sector como Rosita, La Virgen o La Sagra se han convertido en los últimos años en asociados de una patronal que, hasta hace unos años, estaba dominada por los grandes del sector, como Mahou, Damm o Heineken (Cruzcampo).

En esta nueva realidad de mercado, los grupos de 'súper' e hipermercados han tenido que diversificar su oferta en cerveza de marca propia. Ahí, Mercadona indica que trabaja con más de 20 proveedores cerveceros. Entre ellos, Heineken, que le fabrica en España la sin alcohol Falke 0’0; o Haacht, que produce en Bélgica su cerveza de abadía Tongerlo. Tampoco descarta desembarcar en nuevos segmentos. "Dependerá de las necesidades de nuestros 'jefes' [clientes en el argot de Mercadona], aunque somos conscientes de que hay varias referencias en las que tenemos que trabajar, como una 0'0 aromatizada, por ejemplo", indica. En cambio, no desvela si entrará o no en el segmento artesanal.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios