PwC, EY y Telefónica logran un contrato millonario para consolidar el CNI catalán

El Cesicat destinará 3,8 millones a garantizar la seguridad en toda la operativa digital de las administraciones públicas dependientes de la Generalitat.

PwC se impone en las ocho licitaciones adjudicadas, con dos contratos que acopian el 44% del presupuesto global.

Puigdemont anuncia que ya dispone de "más de 6.000 urnas" para el referéndum

La sociedad embrión del futuro CNI catalán, que salió del anonimato para el común de los ciudadanos al ser víctima de un hackeo de Anonymous en el año 2013, busca su protección online integral y la de todo el sector público dependiente de la Generalitat durante los próximos dos años con un contrato millonario. PwC, EY (Ernst & Young) y Telefónica se llevan la parte del león de las ocho licitaciones que acaba de adjudicar el denominado Cesicat -Centro de Seguridad de la Información de Cataluña- por casi 3,77 millones de euros.

La concesión sonríe a PwC, gracias a que su propuesta ha convencido al organismo para alzarse con tres contratos sobre consultoría de seguridad de la información y los servicio de gobierno de riesgo y del cumplimiento normativo para el Cesicat, por 1,66 millones o casi el 44% del presupuesto conjunto. Son trabajos para la securización de los sistemas de la información de la Generalitat, que prestaba con anterioridad y a los que renueva servicio.  

Otras dos licitaciones, resueltas todas ellas entre los pasados meses de julio y septiembre, recaen en EY por un global de 491.899 euros. La firma de consultoría se ocupará en solitario de que los certificados digitales utilizados por los empleados públicos operen de acuerdo a los parámetros fijados desde 2015, y se ha adjudicado, junto a Telefónica y Leap Value, garantizar que los equipos cuentan con la protección para evitar virus establecida en la norma para instituciones públicas. La operadora ingresará 248.340 euros por el servicio. El resto de compañías elegidas son Everis (con un contrato por 419.379 euros); 80 Més 4 Publicacions; 3Aside Consultors; Leap in Value y Microsistemes SA (Seidor).

La Generalitat tiene repartida su operativa digital y la que afecta a todas las empresas, entes, corporaciones y demás organismos públicos dependientes entre el Cesicat y el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), este último en la diana desde que varios de sus responsables figuran entre los 14 detenidos por la Guardia Civil por su supuesta participación en la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre.Ambiciones independentistas

El Cesicat está al margen de la convocatoria soberanista gracias a que su función es la de velar por garantizar una sociedad de la información segura en la administración pública catalana. El foco recae en el CTTI por ser el centro tecnológico, de telecomunicaciones e informática de la Generalitat que, entre sus tareas, tiene atribuida la de la operativa online -diseño de webs, por ejemplo-.

El Cesicat es, no obstante, una derivada clara de la ambición independentista. El gobierno catalán pretende convertirlo en la agencia gubernamental de la ciberseguridad embrión de un futuro CNI propio, objeto de no pocas polémicas y denuncias políticas del PP o PSC, y visto con recelo hasta por los Mossos. Su posición 'estratégica' lo ha convertido en algún momento en codiciado objetivo de ataques informáticos. La propia Generalitat denunció en 2014 que recibió un ataque cibernético masivo con motivo de la consulta del 9-N.

A pesar del convulso momento político que atraviesa Cataluña y pese a la intervención de las finanzas de la Generalitat y 297 empresas, entes y organismos dependientes, no altera las licitaciones, ni en contenido ni calendario ni atribuciones. Incluso la gestión informática del control en los pagos recaería, en caso de sufrir variantes, sobre la espaldas del CTTI.

Ahora en portada

Comentarios