EL SUPERÁVIT POR CUENTA CORRIENTE BAJÓ UN 11,3% HASTA JUNIO

El saldo por cuenta corriente en España registró un superávit de 4.700 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone un descenso del 11,3% en comparación con el mismo periodo de 2016 (5.300 millones).

Según los datos de la balanza de pagos publicados este lunes por el Banco de España, entre enero y junio la balanza de bienes registró un déficit de 11.000 millones frente a los 7.400 del mismo periodo de 2016.
Mientras, los servicios obtuvieron un superávit de 24.100 millones, por encima de los 21.900 logrados el año anterior.
Dentro de los servicios, el saldo positivo de turismo y viajes se amplió un 10,8%, hasta los 17.500 millones.
Por su parte, las cuentas corriente y de capital redujeron su superávit de los 6.600 millones en 2016, a los 5.600 del presente ejercicio.
En términos acumulados de cuatro trimestres hasta el segundo de 2017, la capacidad de financiación de la economía española fue de 23.100 millones, lo que supone un 2% del PIB, cifra ligeramente inferior a la del conjunto de 2016 (2,2%).
SEGUNDO TRIMESTRE
Solo en el segundo trimestre del año, el superávit por cuenta corriente aumentó un 11,3%, hasta los 5.500 millones.
Por componentes, el déficit de la balanza de bienes se amplió hasta los 4.400 millones en el segundo trimestre, comparado con el de 2.700 millones registrado un año antes.
En el caso de los servicios, el saldo fue positivo, de 15.200 millones, superior a los 13.200 observados en el segundo trimestre de 2016.
Dentro de los servicios, la partida de turismo y viajes alcanzó un superávit de 11 millones que sobrepasó al de un año antes (9.900 millones).
Por su parte, la renta primaria registró un déficit de 2.600 millones similar al de un año antes. El déficit de la renta secundaria se incrementó en el segundo trimestre de 2017 hasta 2.600 millones frente a los 1.700 millones del mismo periodo de 2016.
En conjunto, la capacidad de financiación de España se situó en 5.800 millones en el segundo trimestre de 2017 y la posición de inversión internacional neta registró un saldo negativo de 983.100 millones (el 86,8% del PIB) en el mismo período, mientras que en el trimestre anterior supuso el 84,8% del PIB.
POSICIÓN DE INVERSIÓN INTERNACIONAL
La posición de inversión internacional neta de España alcanzó un resultado negativo de 983.100 millones hasta junio, superior a los 938.400 millones registrado a finales de 2016.
Excluyendo el Banco de España, la posición de inversión internacional obtuvo un resultado negativo de 777.000 millones del segundo trimestre de 2017, lo que supone un aumento de la posición deudora neta con respecto al trimestre anterior, en el que se situó en 744.000 millones.
Finalmente, el saldo neto del Banco de España frente al exterior alcanzó en junio de 2017 un déficit de 206.000 millones, en línea con el observado en marzo del mismo año (208.000 millones).
La deuda externa bruta de España se situó en 1.925 millones en el segundo trimestre (170% del PIB), por encima de los 1.911 millones que mostró tres meses antes.

Ahora en portada

Comentarios