Susana Díaz destaca "la estabilidad y el horizonte despejado" que supone contar con un presupuesto andaluz para 2018

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha destacado este miércoles "la estabilidad y el horizonte despejado" que supone haber "garantizado", a través del acuerdo entre PSOE-A y Cs, un presupuesto andaluz para 2018.

Susana Díaz destaca "la estabilidad y el horizonte despejado" que supone contar con un presupuesto andaluz para 2018

En una declaración institucional en San Telmo, sede de la Presidencia andaluza, Díaz ha trasladado el "alto grado de satisfacción" del Gobierno andaluz por ser "la primera administración del país que garantiza sus cuentas para 2018". "Esto da estabilidad para Andalucía y un horizonte despejado", ha subrayado la presidenta toda vez que ha señalado que esto es lo que "necesitan los andaluces para que 2018 sea un año de crecimiento económico y de recuperación de derechos".

Díaz ha indicado que "en un contexto de inestabilidad del país", que Andalucía sea la primera comunidad y administración que garantiza sus cuentas es un elemento que ofrece "estabilidad" y, además, supone "generar un espacio de confianza para generar riqueza y empleo, que es la principal demanda y necesidad de los andaluces".

Según ha detallado, este presupuesto es "profundamente social y comprometido con las necesidades de los andaluces", de manera que "va a crecer en aquello que impacta en la calidad de vida de los ciudadanos". En concreto, ha apuntado que la cuentas andaluzas "crecen y mucho" en política sanitaria, con 500 millones más que irán "directamente a la sanidad pública en Andalucía".

"Soy consciente del momento que vivimos, el ataque a la sanidad pública y el intento por desprestigiarla, y la Junta va a hacer lo que sea necesario para protegerla y blindarla", ha asegurado Díaz, quien ha apuntado que se mejorarán los aspectos que los ciudadanos demandan, con nuevas infraestructuras.

De igual manera, ha señalado el aumento en 200 millones más para la política educativa, donde se incluyen las partidas destinadas a la bonificación de las matriculas universitarias. Este aumento se destinará a un aumento del profesional docente en educación pública, para los planes puestos en marcha de climatización y la supresión de amianto, así como las mejoras de infraestructuras.

Asimismo, la presidenta de la Junta de Andalucía ha llamado la atención sobre los 200 millones de euros que se dedicarán a la renta mínima de inserción, lo que supone, a su juicio, "un compromiso claro y nítido con quien peor lo ha pasado".

Díaz también ha llamado la atención sobre el acuerdo en materia de política fiscal y en concreto en el impuesto de sucesiones y donaciones, ya que se ha elevado a un millón de euros el mínimo exento de este impuesto. La presidenta ha recordado sus palabras en el pasado mes de julio, cuando ya dijo que este impuesto, que "ha sido demonizado", lo pagarían solo los millonarios.

Por último, ha cerrado su intervención destacando que se trata de un presupuesto para 2018 "profundamente social" que viene a sumar derechos, "garantizado la estabilidad politica y comprometido con los sectores sociales que lo necesitan".

"Estamos profundamente satisfechos", ha señalado Díaz, quien ha recordado las dificultades que se dieron para iniciar esta legislatura. "Intentaron que fuera inestable, que empezara más tarde y hoy, con este acuerdo para 2018, se da un horizonte despejado. Toca seguir trabajando y que lo sientan los andaluces", ha subrayado.

Ahora en portada

Comentarios