Estados Unidos conectará todos sus coches para evitar accidentes de tráfico

El Departamento de Transporte (DOT) de Estados Unidos quiere incrementar la seguridad en carretera añadiendo a todos los coches sistemas 'vehicle-to-vehicle'. Así funciona el V2V.

Esto permitirá a los coches comunicarse entre sí para alertar y prevenir accidentes en carretera. El DOT espera establecer la normativa para 2023.

Estados Unidos conectará todos sus coches para evitar accidentes

El Departamento de Transporte (DOT) de Estados Unidos ha propuesto una normativa específica para desarrollar sistemas que permitan a los vehículos comunicarse con otros vehículos, con el fin de alertar y prevenir accidentes.

Los sistemas de comunicación entre vehículos ('vehicle-to-vehicle', V2V en inglés) permiten tener conocimiento situacional en 360 grados en carretera, lo que ayudará a incrementar la seguridad, como explica el DOT.Así funciona el V2V

En este video difundido por el DOT se demuestra cómo funciona del sistema V2V:

Las empresas automovilísticas deberán adoptar la nueva tecnología que establece el DOT para 2023. La normativa presentada por el DOT establece un sistema estándar de comunicación entre vehículos, para que todos los coches "hablen la misma lengua", como recoge el comunicado.

Los sistemas de comunicación entre vehículos se complementarán, además, con sistemas que permitan la comunicación de los vehículos con la infraestuctura de carretera, es decir, que también pueda haber intercambio de información entre el coche y elementos como los semáforos, las señales de tráfico o las zonas en obras.El Gobierno USA cree que los accidentes disminuirán un 80%

El Departamento de Transportes de Estados Unidos cree que  la tecnología de comunicación de vehículo a vehículo (V2V) en todos los nuevos vehículos ligeros, permite una multitud de nuevas aplicaciones de prevención de accidentes que, una vez plenamente implementado, podría prevenir cientos de miles de accidentes cada año ayudando a los vehículos a "hablar" entre sí.

"Esta tecnología de transporte tiene un gran potencial para salvar vidas", dijo el secretario de Transporte de los Estados Unidos, Anthony Foxx. "Este nuevo reglamento de V2V es el siguiente paso en esa progresión. Una vez desplegado, V2V proporcionará conciencia situacional de 360 grados en la carretera y nos ayudará a mejorar la seguridad del vehículo. "

"Las tecnologías avanzadas de vehículos pueden resultar ser nuestra gran baza para salvar vidas en las carreteras", dijo el administrador de NHTSA, lo que sería el equivalente en USA a nuestra Dirección General de Tráfico, Mark Rosekind. "Las tecnologías V2V y automáticas de vehículos poseen cada una un gran potencial para hacer nuestras carreteras más seguras, y cuando se combinan, su potencial es incalculable".

La norma propuesta anunciada hoy exigiría que los fabricantes de automóviles incluyan tecnologías V2V en todos los nuevos vehículos ligeros. La norma propone exigir que los dispositivos V2V "hablen el mismo idioma" a través de mensajes estandarizados desarrollados con la industria.

Por otro lado, la Administración Federal de Carreteras  planea publicar pronto una guía para las comunicaciones de Vehículo a Infraestructura (V2I), lo que ayudará a los planificadores de transporte a integrar las tecnologías para permitir que los vehículos "hablen" con las infraestructura de carreteras como semáforos, zonas para mejorar la movilidad, reducir la congestión y mejorar la seguridad.

NHTSA estima que las aplicaciones de seguridad habilitadas por V2V y V2I podrían eliminar o mitigar la gravedad de hasta 80 por ciento de los accidentes, incluyendo choques en las intersecciones o al cambiar de carril.Localización, dirección, velocidad...

Los dispositivos V2V utilizarían las comunicaciones de corto alcance dedicadas (DSRC) para transmitir datos, tales como localización, dirección y velocidad, a vehículos cercanos. Esos datos se actualizarían y difundirían hasta 10 veces por segundo a los vehículos cercanos y, utilizando esa información, los vehículos equipados con V2V podrían identificar riesgos y advertir a los conductores para evitar accidentes inminentes.

Los vehículos que contienen funciones automáticas de conducción -como el frenado automático de emergencia y el control adaptativo de crucero- también podrían beneficiarse del uso de datos V2V para evitar o reducir las consecuencias de los accidentes.Vehículos que 'hablan' entre ellos

La comunicación V2V permitirá, en fin, que los distintos vehículos se envíen mensajes, 'hablen entre ellos' a través de una comunicación inalámbrica utilizando una parte dedicada del espectro electromagnético, así como mediante un nuevo estándar inalámbrico, 802.11p.

Esta transmisión de información entre vehículos, unido a que los mismos llevarán ordenadores a bordo que procesarán las comunicaciones difundidas por el resto de vehículos con una alta  frecuencia, permitirá calcular la probabilidad de colisión y avisar a los conductores con la antelación suficiente para reducir el número de colisiones.

Los coches podrán comunicarse entre ellos y saber si el coche que está doscientos metros más adelante está frenando bruscamente, o si en la siguiente curva cerrada hay un coche parado por alguna emergencia, o podrán incluso decidir reducir la velocidad de forma automática en caso de calcular que va a haber una colisión casi segura.

Asimismo, las empresas de tecnología electrónica y las grandes empresas de telefonía móvil también pueden jugar un importante papel, dado que la comunicación podría extenderse no solo a los vehículos, sino también a los peatones. El concepto sería el mismo. Así, por ejemplo, un peatón con un móvil equipado con GPS puede estar cruzando la calle un día de niebla cerrada y acercarse un coche que se puede comunicar con el móvil del peatón, así aunque el conductor del coche no pueda ver al peatón el sistema de V2V le avisará que hay un peatón cruzando la calle a una cierta distancia.

Por último, si bien una de las principales ventajas de los sistemas V2V sería la prevención de los accidentes de tráfico, la implementación de estos sistemas permitiría asimismo mejorar la movilidad en las ciudades, gracias a conocer con exactitud la densidad del tráfico y el número aproximado de vehículos por cada vía, así como optimizar el flujo de los coches "auto-tripulados", una industria en crecimiento que en los próximos años podría extenderse por las ciudades. En definitiva, las posibilidades son enormes.Avance actual de la tecnología V2V

Existen multitud de entidades que han estado experimentando con esta tecnología en los últimos años, empresas automovilísticas, de telefonía móvil, universidades, entidades gubernamentales, etc. Por citar tan solo algunos ejemplos:

La Universidad de Michigan, entre 2012 y 2014, equipó a cerca de 3.000 vehículos con transmisores experimentales para realizar un estudio al respecto. Los investigadores, tras estudiar los registros de comunicación de dichos vehículos, concluyeron que dicha tecnología podría llegar a prevenir más de medio millón de accidentes y más de mil muertes cada año sólo en los Estados Unidos.

De igual modo, la gran mayoría de las empresas automovilísticas están participando en proyectos relacionados con V2V, tales como BMW, Audi, Mercedes, General Motors, Honda y Toyota. Así, por ejemplo, Toyota ha desarrollado un sistema de seguridad para la comunicación entre vehículos denominado ITS Connect, y que se va a montar en los modelos Crown y Prius que saldrán a la venta en los próximos meses.

En definitiva, nos encontramos ante una tecnología con un gran potencial pero que requiere la implicación de un importante número de actores para su implantación, por lo que posiblemente aún transcurran, dicen los expertos, unos cuantos años para que que su uso sea común.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios