Las novias del Popular provocan que su acción se dispare y el ibex remonte

El Banco Popular ve cómo su acción se calienta ante el posible interés del Santander por su compra, aunque el favorito para el Gobierno sigue siendo Bankia. Guindos ha negado que el Ejecutivo vaya a inyectar dinero.

La entidad que preside Emilio Saracho es un valor "con mucha volatilidad dada la situación de incertidumbre" en la que se encuentra. Sólo el viernes se ha disparado en el parqué más de un 9,9%.

Las novias del Popular provocan que su acción se dispare y el ibex remonte

La bolsa española ha logrado cerrar la semana en positivo, aunque sin demasiado brillo. Su principal indicador, el Ibex 35, ha logrado cerrar la sesión del viernes con un repunte del 1,41%, hasta los 10.835,4 puntos. Gracias a esta jornada en verde, ha cerrado la semana con un ligero alza, del 0,5%.

De nuevo, el valor que concentra más interés es Banco Popular. Cierra el viernes disparando su cotización un 9,9% y cada una de sus acciones se intercambia por 0,72 euros.  

Una revalorización que para los analistas no tiene una causa concreta, ya que, desde hace semanas, la entidad que preside Emilio Saracho es un valor "con mucha volatilidad dada la situación de incertidumbre" en la que se encuentra, explican desde Renta 4.

Lo cierto es que el Banco Popular se ha dejado querer y aunque Bankia sigue siendo el favorito para quedarse con él, las informaciones que hablar de movimientos del Santander pueden estar calentando la acción.
Según los analistas de Morgan Stanley, UBS y Société Générale, una compra forzaría a ampliaciones de capital de alrededor de 6.000 millones.

Saracho, mientras, acaba de reconoce el consejo a su gusto eliminando del mismo al último hombre de Ron. Su apuesta ha sido fichar a gente procedente del BBVA. Saracho no ha logrado en su mandato estabilizar el precio de la acción, siempre sacudida por nuevas informaciones, o con aseveraciones de los propios miembros del banco que señalaban, por ejemplo, que contaban con 40.000 activos dudosos. Eso no ayudó a la acción. Saracho pretende desde el principio y mientras llega el comprador, vender activos.

Popular confirmó el martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que había solicitado a los bancos interesados en fusionarse con él una muestra de interés, al tiempo que matizó que no había tomado aún una decisión al respecto y que la información derivada de estas indicaciones no tendría un carácter vinculante.

Entre las entidades interesadas en acometer una fusión con Popular se encontrarían grandes bancos como Santander y BBVA, además de Bankia, cuyo interés en Popular confirmó el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, que manifestó además que el Gobierno tiene "muy poco que decir" en relación con el proceso.

La venta es una de las opciones estratégicas que baraja el banco, así como el lanzamiento de una ampliación de capital, que la entidad continúa estudiando, como indicó el presidente de Popular, Emilio Saracho, durante su junta de accionistas.

La agencia de calificación crediticia Fitch señaló en un informe que la alternativa de la ampliación de capital es "inevitable", ya que la venta de sus activos no estratégicos puede ser "insuficiente" para que el mercado gane confianza en la entidad.

Ahora en portada

Comentarios