Los cinco casos más polémicos de Airbnb desde su llegada a España

Desde que la plataforma Airbnb llegó a España hace seis años ha estado envuelta en varias polémicas relacionadas con sus fiscalidad o el aumento del precios de los alquileres.

Una de las polémicas más sonadas fue el caso de Montse Pérez, una barcelonesa que tuvo que realquilar su piso para recuperarlo.

Te interesa leer: Airbnb seguirá en España como agencia de marketing y 'olvida' el alquiler de pisos  

Centenares de vecinos protestan por los pisos turísticos del barrio de la Barceloneta

Viajar, conocer mundo y pagar lo menos posible. La economía colaborativa encuentra en el low cost su mejor aliado. Cada vez son más las plataformas que intervienen en el sector turístico y están cambiando los modelos de negocios tradicionales de alojamiento, restauración o agencias de viajes. Uno de los grandes ejemplos es la plataforma Airbnb. Surgida en San Francisco, nace con el objetivo de ofrecer cama hinchable y desayuno, desde su llegada a España Air bed and breakfast, que finalmente se contrae en Airbnb, ha estado envuelto en polémica. Aquí repasamos algunas de ellas1. Aumento del precio del alquiler en algunas ciudades

Esta nueva forma de hacer business  ha dejado de lado a los inquilinos tradicionales y está detrás del aumento del precio en algunas urbes españolas. Según un análisis realizado por la consultora Red2Red, para el ayuntamiento de Madrid, Airbnb tiene alrededor de unas 6.348 ofertas de alojamientos, de los cuales el 75,8% son viviendas completas y como consecuencia ha subido el precio de los alquileres convencionales. Concretamente en Madrid, en 2016, el alquiler subió un 19,7% en Tetuán, un 17% en Moncloa, un 15% en Moratalaz y un 16% en el centro.2. Deterioro de la convivencia en los barrios

Otro de los efectos colaterales del negocio de Airbnb es el deterioro de la convivencia en algunos barrios. El citado estudio de la consultora Red2Red ha detectado un aumento de las quejas de los vecinos relacionadas con el aumentos de los ruidos y las molestias por el constante ir y venir de inquilinos. Es lo que en algunas poblaciones se conoce ya como el fenómeno de la turistificación.3. Hacienda, a la caza de los caseros

Hacienda también pone el ojo en plataformas de alquiler turístico. Con estas plataformas también han emergido propietarios que tratan de hacer negocio y se 'olvidan' de incluir el beneficio de estas transacciones en su Declaración de la Renta. De hecho, el control de la Agencia Tributaria sobre los alquileres de viviendas opacos centró la campaña de la Renta 2016.4. Airbnb cotiza en Irlanda

Otra de las grandes polémicas en las que está envuelta la plataforma es su fiscalidad. Airbnb no opera, formalmente, en España como una plataforma online de alquiler de pisos, aunque esa sea la idea que sus usuarios tienen en la cabeza. Se dedica a la prestación de servicios de marketing y estudios de mercado para su matriz irlandesa. Al igual que otras muchas multinacionales tecnológicas, usa una estructura societaria, con Irlanda como eje, que es habitual y absolutamente legal, para pagar menos impuestos.

Te interesa leer: Airbnb seguirá en España como agencia de marketing y 'olvida' el alquiler de pisos  5. Un inquilino ofertaba la vivienda  

Una de las polémicas más sonadas fue el caso de Montse Pérez, una barcelonesa que tuvo realquilar su piso para recuperarlo. Montse, propietaria de un piso en el barrio de la Barceloneta, detectó que el inquilino al que estaba alquilando el piso por 950 euros al mes estaba realquilándolo a través de la plataforma Airbnb y se sacaba alrededor de 8.000 euros. Según publica La Vanguardia, la propietaria asegura que intentó contactar con Airbnb para solucionar el caso pero no le hicieron caso. También trató de contactar con el inquilino sin respuesta. Finalmente, Montse tuvo que alquilar el piso a través de Airbnb para entrar en el apartamento, cambiar la cerradura y una vez dentro para recuperar la vivienda, que estaba anunciada en la plataforma de pisos turísticos sin su conocimiento.

Ahora en portada

Comentarios