Los independentistas realizan escraches a CaixaBank para que apoye el referéndum

La CUP pone en marcha una campaña de boicot a CaixaBank para que la entidad siga al FC Barcelona y se pronuncie a favor del referéndum del 1 de octubre.

Los independentistas han presionado a Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaixa, con escraches en su domicilio particular.

Te interesa leer: ¿Peligran los depósitos en Cataluña? No, Caixabank y Sabadell mudarían la sede

CaixaBank lanza la Cuenta Family sin comisiones

Los independentistas han puesto en su punto de mira a CaixaBank. Sectores vinculados a la CUP están promoviendo una doble campaña contra la entidad que es considerada una institución en Cataluña: por un lado, se están organizando para boicotear los productos financieros de la firma y, por otro lado, están realizando acciones de acoso al presidente de su fundación, Isidro Fainé, histórica cabeza visible de la compañía. La situación es de máxima tensión cuando quedan solo nueve días para el referéndum del 1 de octubre.

La campaña, organizada bajo el eslogan de "Boicot La Caixa" está siendo promovida por dirigentes y cuadros medios de la CUP. Todo empezó el pasado domingo cuando en un diario digital vinculado al partido político asambleario publicó que CaixaBank estaba iniciando las gestiones para bloquear las cuentas de la Generalitat. A raíz de esa noticia, varios dirigentes cuperos han promovido personalmente esa campaña de presión contra la entidad catalana llamando a retirar el dinero de sus cuentas bancarias.

Eulalia Reguant, actual diputada en el Parlament, y Antonio Baños, que estuvo en la cámara autonómica en la pasada legislatura, han sido dos de los dirigentes de la CUP que han promovido en sus perfiles personales de Twitter el hashtag #BoicotlaCaixa, siendo secundados por una mayoría de cuentas de Twitter vinculadas al partido independentista. 

Lo que buscan los radicales es que CaixaBank no obedezca al Ministerio de Hacienda y, por tanto, no proceda a bloquear las cuentas bancarias de la Generalitat. Además, pretenden promover que se paralicen las visitas de particulares a espacios relacionados con la compañía, como CosmoCaixa y Caixaforum. A estas críticas también se sumó este miércoles la diputada de ERC Ester Capella, que habló en el Congreso de posibles retiradas masivas de depósitos de las entidades bancarias que colaborasen con el Ministerio de Hacienda. Escraches personales a Isidro Fainé

Los ataques a CaixaBank no acaban aquí, sino que han ido a más y han afectado a personas. Según ha podido saber Lainformacion.com, el presidente de la Fundación CaixaBank, Isidro Fainé, ha sufrido en primera persona hasta tres escraches por parte de radicales independentistas. Los actos de acoso han tenido lugar en su propio domicilio de Barcelona, mientras se encontraba con su familia en el interior de la vivienda, por parte de un grupo de personas que gritaba consignas contra él.

[Moncloa rompe relaciones con Rosell tras sus incendiarias palabras sobre el 1-O]

Además, mientras paseaba por las calles de la ciudad condal, Fainé ha sido objeto de insultos e improperios, según explican fuentes de su entorno. La campaña comenzó en septiembre de 2015, cuando CaixaBank, junto a otras entidades financieras, secundó un rotundo comunicado de la AEB y la CECA en contra de la consulta del 9-N. Los estrechos colaboradores de Fainé han podido comprobar cómo incluso el manresano ha sido increpado cuando asistía a lugares personales donde no debería ser molestado."Fair play" hasta el 2 de octubre

Mientras esto ocurre, CaixaBank ha decidido mantener un silencio sepulcral sobre el 1 de octubre. En la entidad reconocen estar aguantando "como jabatos" ante la campaña que se ha desatado en su contra. Han decidido no pronunciarse en ningún sentido hasta el próximo 2 de octubre, lo que también ha provocado críticas desde el Gobierno por la "tibieza" que están manteniendo en relación al proceso independentista. En este momento, ambas partes han decidido deponer las armas y actuar con 'fair play'. No habrá, por tanto, más críticas ni declaraciones -públicas o entre bambalinas- en un asunto que, según han pactado, debe abordarse como un problema político.

En las últimas semanas, además, los principales directivos de CaixaBank han sido objeto de fuertes críticas para que la entidad se pronunciara públicamente a favor del referéndum y el derecho de autodeterminación, según ha sabido Lainformacion.com de fuentes directas. Pretendían, en definitiva, que la entidad catalana emitiera un comunicado muy similar al que salió de las oficinas del FC Barcelona esta misma semana.

Ahora en portada

Comentarios