El rally inmobiliario suma 346 millones al valor de la cartera de la Socimi Merlín

Su cúpula se reparte un bonus de 1,7 millones en seis meses por el buen desempeño conseguido por la inmobiliaria cotizada. El valor de sus activos crece un 3,7% desde 2016.

La sociedad que dirige Ismael Clemente gana 421 millones hasta junio, el doble que un año antes, impulsada por la fusión del patrimonio de Metrovacesa.

Merlín dispara un 47,1% su beneficio trimestral

El rally del ladrillo y la fusión de la cartera de patrimonio de Metrovacesa sella un semestre dulce para Merlín Properties. La socimi que dirige Ismael Clemente duplica beneficio, aflora 346 millones de euros en valor de la cartera de propiedades y, mientras abona el futuro, su cúpula recoge el fruto del buen desempeño con el reparto de 1,8 millones de euros correspondiente al bonus devengado por el éxito del plan de negocio en 2016.

La simple retasación regulatoria de los inmuebles ha engordado un 3,7% el valor del patrimonio bruto, que se eleva desde 9.824 millones a 10.459 millones de euros en el lapso de los seis meses transcurridos desde finales de 2016. Parte de la inyección -85,48 millones- llega directa por la puesta en valor de la cartera recibida por Testa, y podría haberse quedado corta.

En la sociedad ven capacidad para ulteriores revalorizaciones que sería casi como hucha para el beneficio, en la medida que la contabilidad exige incorporar las revalorizaciones como ganancia. Se atisba recorrido al precio por el tipo de sus activos en propiedad a tenor de la evolución de los alquileres, interés en inversor y ocupación.

Y disponer de cartas en la manga abona una estrategia con foco relevante en cosechar favorables réditos para el inversor. La mayor socimi española, controlada por el Santander (22,27%) y BBVA (6,45%), ha cimentado precisamente la alineación de los intereses de la cúpula con este empeño por medio de planes de incentivos que han vuelto a disparar sus remuneraciones.Triplica remuneración en 2017 y bonus millonario

El consejero delegado, Ismael Clemente, y el consejero ejecutivo, Miguel Ollero, percibieron 500.000 euros cada uno en el primer semestre o más del triple de los 150.000 euros asignados en el periodo comparable. En el informe divulgado por la compañía con motivo de la presentación de cuentas detalla que en la partida de retribución variable ambos consejeros ejecutivos recibieron además 1,82 millones en el semestre por bonus de ejercicios anteriores -en 2016 cristalizó una compensación al cumplir con los compromisos de retribución al accionista-  y quedan pendientes de pago para años sucesivos 3,78 millones.

La junta de accionistas aprobó en abril un nuevo plan de incentivos por el que el equipo directivo al completo podría recibir hasta 70 millones si en el periodo 2017-2019 la socimi consigue una tasa de retorno (RTA) mínima del 24% para los accionistas si logra un determinado valor de la empresa (Epra Nav). El plan se vincula a este concepto como aspiración máxima, pero con un objetivo intermedio de revalorización de la cotización que si es el único en cumplirse limitaría a hasta 37,5 millones el bonus de la dirección.

La sociedad construida sobre el germen de Testa adquirida en 2015 a Sacyr ganó 421 millones en el primer semestre, prácticamente el doble de los 211,18 millones cosechados en el periodo comparable del pasado ejercicio después de la integración de los activos de Metrovacesa concluída en el último tramo de 2016.

Empuja en la parte orgánica del negocio: los ingresos se incrementaron un 53,5% hasta 242 millones con avances en la facturación de todas las categorías de activos (oficinas, centros comerciales y logística) gracias a una mayor ocupación de sus espacios -cerró contratos que suman casi medio millón de metros cuadrados de superficie- y subidas de los alquileres. Pero también sanea balance: tras la amortización de parte del crédito sindicato y emisión de bonos, su endeudamiento neto asciende a 4.765 millones o el equivalente a un 45,6% del valor total de su cartera de activos.

Cifras que, en su globalidad, le empujan a estimar una retribución al accionistas de 216 millones o 46 céntimos por título. O, lo que es lo mismo, buscará mejorar un 15% la remuneración al inversor con cargo a las cuentas construídas durante este ejercicio, reto prioritario en la diana de la estrategia.

Ahora en portada

Comentarios