La condición para bajar el IVA al cine: que se abarate el precio de las entradas

Gobierno y Ciudadanos apelaron al compromiso del sector para trasladar la rebaja fiscal a sus tarifas antes de cerrar la bajada al 10% del IVA del cine.

El precio medio de la entrada al cine bajará entre 60 y 70 céntimos si los exhibidores repercuten la medida de forma directa.

Descubre las películas que se estrenan mañana en las carteleras españolas

La esperada rebaja del IVA del cine del 21% al 10%, anunciada ayer por el Gobierno tras la reunión del Consejo de Ministros, viene con asterisco. Las negociaciones entre el Gobierno y el sector, en las que también tomó parte Ciudadanos, que ya planteó esta medida en la negociación de los Presupuestos de 2017, avanzaron sobre el acuerdo tácito de que el esfuerzo realizado desde el erario público se complementaría desde la contraparte privada, mediante la repercusión total o parcial de esa rebaja fiscal en el precio de las entradas.

Según fuentes conocedoras de las negociaciones, el abaratamiento del cine para el público general ha sido una de las premisas de la negociación, que al cabo equiparará el tratamiento fiscal del cine al de otros espectáculos como el teatro, el ballet o los conciertos musicales.

Contra lo que pueda parecer, este punto no estaba tan claro. Cuando el Gobierno subió en septiembre de 2012 al 21% el IVA del cine y de otros espectáculos en el marco de las medidas adoptadas de acuerdo con Europa para avanzar en el proceso de consolidación fiscal del Reino de España, el colectivo de los exhibidores cinematográficos no repercutió en su totalidad la subida fiscal al precio de las entradas y absorbió parte de su impacto en un contexto en el que las salas se vaciaban como consecuencia de la crisis.

Hay que recordar que según los datos oficiales las salas de cine llegaron a perder 43 millones de espectadores durante la crisis (casi una tercera parte) y que el número de salas no ha parado de descender desde las 4.299 que había en 2006 hasta las 3.554 con las que se cerró 2016.

Las fuentes consultadas aseguran, no obstante, que existe un compromiso general por parte del sector para repercutir la rebaja fiscal sobre el precio de las entradas. Un compromiso que no se traducirá en ninguna indicación concreta, matizan las mismas fuentes, por una lógica legal, comercial y de competencia.

Las estimaciones disponibles sitúan el precio medio de las entradas de cine en España entre los 6 y los 7 euros. Bajo esta premisa, si los exhibidores decidieran trasladar de forma directa la rebaja fiscal al precio de las entradas el ahorro medio se situaría entre los 60 y los 70 céntimos por entrada.

Según reveló este viernes el Gobierno el coste para las arcas públicas de esta medida será de 60 millones de euros, cuyo impacto se repartirá a partes iguales entre las arcas del Estado y las de las comunidades autónomas, ya que la recaudación de este impuesto está cedida a éstas en un 50%.

Te interesa leer: El Estado dejará de ingresar 60 millones de euros con la rebaja del IVA del cine al 10%Una negociación difícil

La rebaja del IVA en el cine se produce tras dos años de tira y afloja entre el Ministerio de Hacienda y el de Educación. Durante los últimos meses del periodo en el que José María Lasalle fue secretario de Estado de Cultura se inició una batalla contra el departamento de Cristóbal Montoro para que se hiciera efectiva esa reducción del 21 al 10% cuanto antes. Lasalle, sin embargo, salió rumbo al Ministerio de Energía sin lograrlo.El anuncio, además, no ha estado exento de polémica. A principios de este mes, el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, anunció en los micrófonos de COPE tal rebaja del IVA, pero el Ministerio se vio obligado a matizar sus palabras. Fuentes cercanas al Gobierno apuntan que ese tipo de anuncios se reservan para el Presidente o para el ministro de turno.Finalmente, ha sido este pasado viernes cuando Íñigo Méndez de Vigo ha confirmado la decisión, incluida en el proyecto de Presupuestos de 2018. Se ha querido evitar también que Ciudadanos "se apunte el tanto", aunque la medida se encuentra incluida en el acuerdo de investidura y ya fue planteada por la formación naranja en la negociación presupuestaria de 2017.

Ahora en portada

Comentarios