Viernes, 19.07.2019 - 08:52 h

Los salarios más bajos cayeron un 28% en España desde el inicio de la crisis

En España, debido a la caída de los sueldos, un 13,2% de los trabajadores está en riesgo de pobreza y de exclusión social.

Oxfam, responsable del informe, propone varias medidas para acabar con esta desigualdad como aumentar el salario mínimo interprofesional hasta los 1.000 euros.

La salarios más bajos cayeron un 28% durante la crisis

"Ha llegado el momento de subir los salarios, que llevan años creciendo por debajo de la productividad", con estas palabras, pronunciadas por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, arranca el informe Bajan los salarios, crece la desigualdad de Oxfam Intermón sobre el aumento de la brecha salaria consecuencia de la crisis económica que viene azotando al mundo desde hace casi una década.

Asegura el informe que en muchos países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se han visto acrecentadas las diferencias tras la erosión de los salarios más bajos en estos año. En concreto, el sueldo del 10% que menos cobra ha caído un 28% entre 2008 y 2014. Mientras, los más altos o se han mantenido o han crecido.

La brecha entre ricos y pobres es tal que si en 2006 el 10% más rico disfrutaba de una renta diez veces superior al 10% más pobre, en 2015 esa diferencia era ya de 15 veces, según datos de Eurostat. A esto hay que sumar que el salario medio también ha caído un 8% desde el comienzo de la crisis. 

En España, un 13,2% de los trabajadores se encuentra en riesgo de pobreza -y un 28,6% de la población está riesgo de pobreza y exclusión en 2015-, según Oxfam, lo que demuestra que tener un trabajo no evita el riesgo de pobreza. Datos como que en 2014 España fue el cuarto país europeo más desigual, solo por detrás de Irlanda, Serbia y Reino Unido, o que es el país en el que más ha crecido la desigualdad en la renta desde 2007, solo por detrás de Chipre, no son muy halagüeños. 

Diferencias salariales que son más latentes en el caso de las mujeres, ya que el porcentaje de trabajadoras pobres en España solo es superado en la Unión Europea por Rumanía. Tampoco los jóvenes se libran del riesgo de pobreza, y un 24,7% se encuentran entre los afectados. Señala el informe que la reforma laboral del PP "no ha favorecido que la factura sea igual para todos".Oxfam plantea varias medidas para acabar con estas diferenciasAumento del salario mínimo interprofesional hasta alcanzar los 1.000 euros mensuales netos en 2020, aumentando los salarios de los tramos que están por debajo de la línea de pobreza laboral, para que las personas trabajadoras con salarios más bajos puedan vivir dignamente. Eliminación de la brecha salarial de género, mediante la penalización de los centros de trabajo que incumplan el derecho a la igualdad, también salarial, entre hombres y mujeres, y establezcan salarios diferentes para categorías laborales idénticas. También a través de mejoras en la conciliación de la vida personal y familiar, la distribución y reparto de los cuidados. El establecimiento de escalas salariales más justas por normativa estatal que regulen las diferencias salariales dentro de los centros de trabajo. Recomendamos una escala aproximada de 1:10, donde el salario más alto no supere en más de 10 veces al salario medio de ese centro.Contratación pública que priorice centros de trabajo con escalas salariales iguales o menores a 1:10 entre salario alto y medio, hasta que la regulación pública de escalas salariales se haga efectiva. La futura Ley de Contratación Pública española debe incluir esta medida.Incrementar el tipo marginal máximo del IRPF como una medida de distribución salarial por la vía fiscal. Proponemos que en la parte más alta de la distribución salarial se lleven a cabo aumentos de los tipos marginales más elevados que supongan un incremento de ingresos públicos para el gasto social y los derechos sociales.Promover una internacionalización responsable de la empresa española que tenga en consideración criterios relacionados con la promoción de salarios dignos para los trabajadores y trabajadoras de los países donde se opera; así como el cumplimiento de los requisitos en materia de seguridad y respeto por los derechos laborales que pedimos que se garanticen en España.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios