Domingo, 19.11.2017 - 06:12 h

Encargar trabajos a medida, lo último en las aulas británicas

Más de 17.000 trampas se registraron el año pasado entre los universitarios británicos. Los centros académicos se muestran preocupados por el aumento de los plagios y denuncian la compra de trabajos a través de internet.

Imagen de una aula universitaria

Chuletas electrónicas a través de un pinganillo, párrafos completos fusilados de la Wikipedia e incluso llegar a pagar por un trabajo. Estas son algunas de las prácticas cometidas por los avispados universitarios británicos, que en el último año académico han registrado más de 17.000 incidentes relacionados con la copia de trabajos y exámenes, lo que supone un incremento del 53 por ciento con respecto a los últimos cuatro años.

El estudio realizado en 80 universidades y publicado por The Daily Telegraph revela que internet se ha convertido en un derroche de ingenio para los estudiantes británicos. Muchos centros académicos señalan que sus alumnos recurren a la red para comprar trabajos a medida por la nada despreciable suma de 150 libras (unos 175 euros).

Una de estas páginas que recoge el periódico inglés ofrece redacciones "creativas, únicas, originales y creíbles". En otra se puede leer "resultados sobresalientes garantizados" y que todo se realiza con "confidencialidad y privacidad". Hay incluso portales que ofrecen servicios exprés y el compromiso de que el trabajo está escrito por una persona con estudios de postgrado.

A pesar de la gravedad de los incidentes, son pocos los estudiantes que ven truncada su carrera universitaria por un plagio. En la Universidad de Bournemouth, donde se registraron 53 casos, ningún estudiante fue expulsado. En la mayoría de los casos, el trabajo o examen es calificado como nulo en su expediente.

Ahora en portada

Comentarios