Sábado, 16.12.2017 - 00:36 h

PP lleva al Parlamento el impago de las nóminas a una parte del profesorado de las concertadas desde el inicio de curso

En este sentido, el conflicto parece haber entrado en vías de solución después de que la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía haya liberado las partidas para proceder al pago progresivo de estipendios a más de 200 docentes de la enseñanza concertada que, por un problema de índole burocrática vinculado al retraso de la Consejería a la hora de validar los títulos del profesorado incorporado este curso, llevan sin cobrar sus nóminas tres meses, es decir, desde el comienzo de este curso.

Así lo ha confirmado a Europa Press el secretario general de Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), Carlos Ruiz, que ha expuesto que, según las explicaciones dadas por la Viceconsejería, antes del comienzo del próximo año 2017 ya se habría solventado completamente la problemática, visto que, además, no se ha vuelto a tener conocimiento de más profesionales en esta situación.

La "molestia" deriva del hecho de que de esta situación ECA ya había alertado en la Mesa de la Concertada --de hecho, los afectados llegaron a ser unos 400--, si bien "se han puesto manos a la obra para agilizar el pago: lo importante es que ya están reconduciendo y dando salida al tema", ha precisado Ruiz.

La causa parece encontrarse en que los funcionarios "no dan abasto" y, por tanto, no han podido validar hasta ahora la documentación presentada por los profesores que se han incorporado por vez primera, paso preceptivo para el cobro.

En esta situación se encontraban hasta hace casi un mes más de 400 docentes, que han estado sin cobrar su salario los meses de septiembre y octubre, cifra que se vio reducida a la mitad después de la citada llamada de atención de Escuelas Católicas en la Mesa de la Concertada --donde la Junta se comprometió al abono de los sueldos "a la mayor premura"--, situación que, decía Ruiz, "es la primera vez que se da: hasta ahora, si se había dado alguna problemática similar, primero se pagaba y después se validaba".

ECA culpaba de esta situación "sin antecedentes ni en Andalucía ni fuera de esta comunidad" a la Consejería de Educación y, especialmente, a la Secretaría General Técnica, "causante del retraso, del que han salido claramente perjudicadas más de 200 familias".

Desde Escuelas Católicas se solicitaba así a la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, que "asuma personalmente como prioritario el pago por parte de la Junta a los profesores que no han cobrado en tres meses", provocando una situación "que no ayuda a la serenidad necesaria, en estos momentos, en un sector que está viviendo demasiados vaivenes políticos y en el que hace falta más que nunca, además de diálogo constructivo y eficiente, una buena gestión de los recursos por parte de sus responsables públicos".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios