Domingo, 19.11.2017 - 04:29 h

Junta rechaza una proposición de ley de Podemos sobre mejora térmica de los centros educativos

El Consejo de Gobierno ha manifestado su criterio contrario respecto a la toma en consideración de la proposición de ley para la mejora de las condiciones térmicas y ambientales de los centros educativos andaluces mediante técnicas bioclimáticas y uso de energías renovables, presentada por el grupo parlamentario de Podemos Andalucía.

Junta rechaza una proposición de ley de Podemos sobre mejora térmica de los centros educativos

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, el portavoz de la Junta, Juan Carlos Blanco, ha manifestado que dicha iniciativa "obvia" la estrategia emprendida por el Gobierno andaluz para climatización sostenible, eficiencia energética y mejora de las condiciones de los centros docentes públicos de la comunidad.

En este sentido, ha recordado que, entre otras acciones, ya se lleva a cabo el Programa Específico de Climatización Sostenible y Rehabilitación Energética, que marca los pliegos de prescripciones técnicas de licitaciones de la Agencia Pública Andaluza de Educación, a lo que se suma una guía de recomendaciones para la rehabilitación energética de edificios educativos.

Blanco ha incidido en que el programa de climatización recoge un diagnóstico previo de la situación en más de 4.500 centros escolares públicos andaluces, con alrededor de 6.000 edificios diferentes, en colaboración con las entidades locales y las asociaciones de madres y padres del alumnado. Las consejerías de Educación y Empleo, Empresa y Comercio realizan también un inventario sobre eficiencia energética en los inmuebles docentes.

Además de ello, ha señalado que la Junta puso en marcha este verano un plan de choque con 57 intervenciones, 51 de ellas ya finalizadas, en los centros con mayores necesidades. Los proyectos, con una inversión total de 2,5 millones de euros, también han contado con la participación de las entidades locales y la comunidad educativa, mientras se han priorizado las comarcas donde se producen temperaturas más elevadas y se aplican las soluciones técnicas más adecuadas para cada centro escolar.

Entre las actuaciones llevadas a cabo, el portavoz ha destacado la creación de porches para dotar de nuevas zonas de sombra; la instalación de otros elementos de sombreado como toldos, pérgolas o celosías; la plantación de elementos vegetales; la instalación de ventiladores de techo en aulas y comedores, o de sistemas de renovación del aire interior; la mejora en cubiertas para incrementar el aislamiento, y la colocación de lamas en ventanas.

Por otra parte, los colegios de Infantil y Primaria, que son de titularidad municipal, pueden beneficiarse de los incentivos de la línea Construcción Sostenible del Programa para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía, para realizar mejoras relacionadas con el aislamiento térmico, la renovación de instalaciones de climatización o la instalación de sistemas basados en el uso de energías renovables. Las consejerías de Educación y de Empleo, Empresa y Comercio colaboran en la realización de auditorías energéticas en inmuebles docentes, que permitirán la programación individualizada de medidas para mejorar las condiciones térmicas de cada edificio.

COINCIDENCIA CON LA LEY ANDALUZA DE CAMBIO CLIMÁTICO

El Consejo de Gobierno también subraya que el anteproyecto de Ley Andaluza de Cambio Climático, que se encuentra en avanzado estado de tramitación, incluye numerosas determinaciones "que coinciden con el fin y el ámbito de la proposición presentada". En el desarrollo de la futura ley se articulará el instrumento de planificación para la adecuación y rehabilitación energética de los centros educativos andaluces, ha abundado Blanco.

Finalmente, en su rechazo a la propuesta de Podemos, el Ejecutivo recuerda que la Consejería de Educación participa en la mesa de Evaluación de la Estrategia Energética de Andalucía 2020 y en el programa europeo 'Interreg Sudoe ClimAct', para la transición hacia una economía baja en carbono en las escuelas.

Además, a partir de 2018 "todos los nuevos edificios educativos que se construyan se adecuarán a la directiva europea que exige un consumo de energía casi nulo, en la línea ya emprendida por la Junta para el uso de soluciones bioclimáticas adaptadas a cada zona".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios