Viernes, 24.11.2017 - 21:38 h

Gobierno construirá un nuevo módulo en el CAD de Sierrallana con seis plazas menos y piscina terapéutica

El Gobierno de Cantabria ha decidido derribar uno de los tres módulos del Centro de Atención a la Dependencia (CAD) de Sierrallana, desinfectar y preparar el terreno -tras la aparición de una plaga de termitas a finales del año pasado- y construir un nuevo edificio, que dispondrá de 20 habitaciones (individuales y dobles) que sumarán un total de 34 plazas (camas), seis menos que en la actualidad.

Gobierno construirá un nuevo módulo en el CAD de Sierrallana con seis plazas menos y piscina terapéutica

El nuevo edificio, de forma rectangular (50 metros de largo y 18,2 de ancho) y cuyas obras costarán cerca de 1,94 millones de euros, estará finalizado en 2019. El proyecto se enmarca dentro de la reforma integral prevista en estas instalaciones y albergará como "gran novedad" una piscina terapéutica para los residentes.

Parte de ellos -en torno a 24- serán reubicados en la residencia El Asilo de Torrelavega mientras se construya el módulo, que tiene un plazo de ejecución de doce meses y cuyas obras está previsto que comiencen en abril del próximo año. Al término de los trabajos, los usuarios "regresarán" a Sierrallana.

La actuación en el CAD ha sido anunciada este miércoles por la vicepresidenta y consejera de Política Social, Eva Díaz Tezanos, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por la directora general del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), Feli Lois, y en la que ha asegurado que el derribo del módulo y construcción de uno nuevo es "lo mejor" para este centro, en el que se atiende a personas con discapacidad intelectual y dependencia severa.

En la actualidad, en Sierrallana hay, entre los tres módulos (comunicados por un elemento central), 110 plazas públicas de estancia permanente, diez de carácter temporal y otras tantas diurnas, ocupadas por 97 usuarios que son atendidos por 160 trabajadores.

A consecuencia de las obras de demolición del tercer pabellón y construcción de uno nuevo, se reubicará a parte de los residentes que están en este módulo en los otros dos, el I y el II. Pero en aras de no provocar un "hacinamiento", en torno a 24 internos serán trasladados al Asilo de Torrelavega, que dispone de una planta para atender a personas discapacitadas. Pero "a la finalización de las obras retornarán al centro", ha remarcado la directora del ICASS.

Este traslado, que ya se ha comunicado a las familias, que habrían dado su visto bueno al mismo, se efectuará a principios del próximo año, antes de proceder al derribo del módulo y a la edificación del nuevo. Esta actuación es la "más urgente" de las que se prevén acometer en el CAD, dada la plaga de termitas, pero la idea es acometer una remodelación integral de estas instalaciones.

MEJORAS

El futuro pabellón destacará, además de por la piscina terapéutica, porque permitirá brindar una mejor atención a los usuarios, ya que habrá una mayor amplitud de espacios -desaparecen las habitaciones triples, que serán dobles o individuales- y se contará con más equipamientos y servicios, para proporcionar una "mayor calidad de vida" a los residentes.

Todo ello obedece, como ha subrayado Díaz Tezanos, al modelo de atención centrado en la persona, que es el modelo "de referencia" del Gobierno de Cantabria y la "tendencia" a seguir, y responde -ha recordado- al compromiso adquirido esta legislatura de impulsar una programa de mejoras en estos centros y servicios.

Entre otras novedades, la vicepresidenta también ha destacado que desaparecen la zona común de los aseos, que se incorporarán en las habitaciones, lo que supone "un salto" en la atención a los residentes y en materia de privacidad también.

En cuanto a los detalles de las nuevas instalaciones, que estarán comunicadas con los otros dos módulos, Díaz Tezanos y Lois han especificado que el futuro pabellón contará de planta baja para actividades diurnas, con dos salas de estar que estarán comunicadas con zonas verdes, comedor, dos baños accesibles, zona de control y recibimiento, otra de visitas, sala de reuniones, ascensores, almacén, etc.

Pero "la gran novedad" es la piscina terapéutica, junto a la que habrá vestuarios, rampas y una camilla con grúa, para trasladar a los usuarios hasta el vaso de agua.

Por su parte, la primera planta albergará las 20 habitaciones, de las que 14 serán dobles y seis individuales, con lo que el número total de plazas asciende a 34, es decir, seis camas menos que las 40 actuales que no se suelen ocupar en su totalidad, sino que constituyen un "colchón" para situaciones excepcionales (por ejemplo, cuando hay casos de gripe A y hay que aislar a pacientes, o para personas cuyos familiares están de vacaciones).

La superficie útil de las nuevas habitaciones se amplía hasta los 19,2 metros cuadrados, por encima de los 16 m2 actuales. En esta planta también habrá baños adaptados, zonas de control, offis, etcétera.

El proyecto de ejecución, que estará para finales de octubre, probablemente para el día 27, fue comunicado este martes a las partes implicadas, en una reunión de la consejería con el comité de empresa, trabajadores y familias.

Ahora en portada

Comentarios