Lunes, 23.10.2017 - 23:22 h

Los centros deberán comunicar a Enseñanza los casos graves de consumo de drogas

El nuevo protocolo se implementará el próximo curso y se focaliza en la prevención

Los centros deberán comunicar a Enseñanza los casos graves de consumo de drogas

Los centros educativos tendrán la obligación de comunicar a los servicios territoriales de la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat los casos graves de tenencia, consumo y venta de drogas, según el nuevo Protocolo de prevención para la detección e intervención sobre drogas en los centros de Educación Secundaria impulsado por los departamentos de Enseñanza y Salud.

En una atención a los medios, la subdirectora general de Apoyo y Atención a la Comunidad Educativa, Gené Gordó, ha dicho que el centro deberá comunicarlo, junto con todas las acciones que ha tomado, a los servicios territoriales, y estos lo remitirán al departamento.

Gordó ha afirmado que será un instrumento de registro que permitirá saber qué pasa en las escuelas y en su entorno, por qué está pasando y ayudará a ver qué se debe hacer para que no pase: "Será un elemento de análisis interesante".

El protocolo, que se implementará a partir del próximo curso, tiene por objetivo dotar a los centros de una herramienta para prevenir, detectar e intervenir en situaciones relacionadas con las drogas como pueden ser intoxicaciones, consumo dentro o fuera del centro y tenencia de sustancias estupefacientes, entre otras, y se dirige a profesorado que trabaja con jóvenes de entre 12 y 21 años en centros de ESO y Bachillerato, ciclos formativos de grado medio y programas de formación e inserción.

Gené Gordó ha afirmado que el protocolo editado permite plantear un "circuito sistematizado" que coordina las acciones de agentes del centro y fuera del centro para dar una respuesta comunitaria, y proporciona un modelo único a los centros para detectar, intervenir y derivar los casos de consumo, tenencia o venta de drogas.

Ha afirmado que esta guía permitirá a los agentes de la comunidad educativa saber qué recurso se puede ofrecer en cada momento: el protocolo fomenta la implementación de medidas preventivas que incluyen pautas de actuación para el profesorado y programas, materiales y webs para trabajar en el aula.

El subdirector general de Drogodependencias de la Generalitat, Joan Colom, ha afirmado que el protocolo busca cambiar el paradigma, con una aproximación más preventiva que punitiva, con un trabajo en red, y propone una intervención que facilita la reflexión de los hechos ocurridos así como las repercusiones que tienen para establecer pautas para dejar el consumo o reducir los riesgos.

El inicio en el consumo de alguna sustancia coincide, en la mayoría de los casos, con la franja de edad de los jóvenes que cursan ESO y postobligatoria, y comienzan a experimentar con el alcohol, el tabaco, el cannabis y el resto de sustancias entre los 12,6 y los 15 años.

El porcentaje de personas consumidoras de las drogas con prevalencias más alta de consumo --alcohol, tabaco y cannabis-- tienden a aumentar con la edad alcanzando su máximo entre los estudiantes de 17 y 18 años.

APROXIMACIÓN PREVENTIVA

La consellera de Enseñanza de la Generalitat, Meritxell Ruiz, en la inauguración de la jornada, ha remarcado que el protocolo permitirá responder de una forma planificada y que es una aproximación que "no es punitiva, sino preventiva".

El conseller de Salud de la Generalitat, Antoni Comín, ha asegurado que las políticas sobre drogas deben ser interdepartamentales y que esta colaboración no es un hecho aislado, y ha remarcado que el protocolo quiere dar énfasis en la reflexión y el debate para cambiar la cultura y no tanto en la sanción.

Ahora en portada

Comentarios