Jueves, 23.11.2017 - 19:49 h

El Auditorio del Ayuntamiento acoge, como hace 25 años, el acto institucional de apertura del curso de la UR

El Auditorio del Ayuntamiento de Logroño ha acogido, como hace 25 años, el acto institucional de apertura del curso académico de la Universidad de La Rioja, en este caso del 2017-2018. Un acto, que ha contado con la presencia, entre otros, del rector de la UR, Julio Rubio, del presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, y del secretario general de Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Jorge Sáinz González.

En su intervención, Rubio, además de agradecer la labor de sus predecesores en el cargo - Pedro Campos, Urbano Espinosa, Carmen Ortiz, José María Martínez de Pisón y José Arnáez- también ha reconocido lo que ha supuesto para la universidad riojana 'Campus de Excelencia Internacional, Iberus', al Consejo Social de la UR, y a la Fundaciones General de la Universidad y a Dialnet.

En su discurso, también ha aludido "al valor y el trabajo de todos los que pusieron la primera piedra de lo que hoy es la Universidad de La Rioja", extendiendo agradecimientos a la sociedad, en general, y a los diputados "lo fuesen en el parlamento regional o en el nacional, que apoyaron con su trabajo y con sus votos la creación de la universidad". También ha querido agradecer el apoyo de los expresidentes riojanos, José Ignacio Pérez y Pedro Sanz, y del actual jefe del Ejecutivo regional, José Ignacio Ceniceros.

Además, Rubio ha querido tener palabras de cariño para quienes forman o han formado parte de la Universidad de La Rioja. Ha afirmado que "son 25 años de éxito, 25 años de esfuerzo de todos y de inversión pública, de dinero aportado por todos los contribuyentes, hayan acudido o no a nuestra universidad".

"Hemos inaugurado edificios y cambiado planes de estudios, nos hemos ilusionado con la investigación, y hemos festejado los doctorados. Han sido años de expansión y emociones fuertes, que nos permiten afirmar que la Universidad de La Rioja es capaz de sobreponerse a las dificultades que ha habido durante este tiempo y mirar hacia el futuro", ha añadido el rector.

DOCENCIA E INVESTIGACIÓN

De cara al futuro, el máximo responsable de la UR ha abogado por el "fortalecimiento de nuestra misión esencial: la docencia y la investigación, sin olvidar que lo realmente importante es la convergencia de ambas dimensiones". Y además "deberemos esforzarnos en profundizar en lo que nos caracteriza: el servicio al territorio que nos acoge y la lucha continua por la equidad social".

En este punto, Rubio ha reconocido que "vivimos en una sociedad en la que hay tendencias muy fuertes hacia la globalidad, hacia la indistinción e incluso hacia una cierta desmaterialización, pretendida esta tanto desde instancias económicas como en las relaciones humanas". De ahí, que haya indicado que "en el caso de las universidades públicas y presenciales, como la Universidad de La Rioja, creemos que nuestra implantación en el territorio, nuestra inserción social, puede ser un freno eficaz tanto para las tendencias xenófobas como para la globalización deshumanizada".

En su intervención, se ha referido a la "eficacia" de la universidad riojana, que queda demostrada, ha dicho, con los ya "más de 24.000 egresados, más de 560 tesis defendidas, más de 20.000 prácticas en empresa, más de 48 millones de euros captados por proyectos de investigación nacionales, europeos y de transferencia a empresas", así como porque cada año "admitimos aproximadamente a 1.000 estudiantes nuevos".

Para el rector, además, la universidad "debería ser un factor determinante no solo en la recuperación económica, sino también en los cambios culturales que nos permitan vivir con menos bienes materiales, y con más bienes emocionales".

No ha obviado, en su discurso, Rubio la importancia que tiene para la UR, la lengua castellana y el ámbito vitivinícola. En este punto, ha recordado que la universidad riojana "fue la primera en España que implantó estudios de Enología", al tiempo que ha reconocido que en la puesta en marcha de nuevas iniciativas relacionadas con el vino, será importante el Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino (el ICVV).

LLEGAR A MÁS SECTORES

En otro orden de cosas, Rubio ha dicho que la universidad debe ser "especialmente activa en la tarea de llegar a más sectores de la sociedad". Por ello, ha dicho que su intención es, "sin perder el carácter presencial que nos define, flexibilizar al máximo los modos de impartición de algunos títulos, de modo que estén abiertos a personas con empleos precarios, a tiempo parcial o muy cortos". Esta vía, ha recordado que "la hemos comenzado a explorar en el curso académico que ahora empieza con el llamado Máster de Profesorado".

Los estudiantes matriculados en este Máster "están ya habilitados para una profesión por haber cursado un Grado universitario; por ello, es más probable que se encuentren en una situación en la que la flexibilidad horaria pueda significar la posibilidad de seguir perfeccionando su formación", ha concluido.

Antes que el rector de la UR, ha tomado la palabra el secretario general, Javier García Turza, que ha presentado la memoria. Antes de realizar un repaso a la historia de los 25 años de la universidad riojana, ha indicado que actos como el de hoy "son una invitación a la sociedad a que nos exija rigor en el cumplimiento de nuestras funciones; y es también una valiosa herramienta al servicio de toda la comunidad universitaria, que nos permite revisar el trabajo realizado para así sentar las bases sobre las que podamos seguir construyendo futuro".

CRECIMIENTO

El secretario general también ha querido ofrecer algunos datos significativos del crecimiento de la UR, en estos 25 años, ya que en cuanto a la superficie construida, hemos pasado de 32.000 metros cuadrados a 75.000; el parque informático ha crecido de 424 ordenadores a 3200; la biblioteca, de 46.000 ejemplares a 315.000; y el número de publicaciones de nuestros profesores, de 1.429 a 16.327.

García Turza ha indicado que una universidad viva y competente como la nuestra "lo es gracias a la participación y buen hacer del P.A.S. (Personal de Administración y Servicios) y del P.D.I. (Personal Docente e Investigador), fundamento unos y otros, junto al alumnado, de la Universidad de La Rioja. Pues bien, desde su creación como Universidad, estos colectivos han pasado de 132 PDI y 77 PAS a 421 y 254, respectivamente".

En cuanto al ámbito de la actividad académica desarrollada a lo largo de este tiempo, la UR, ha dicho que ha titulado aproximadamente a 24.000 estudiantes, a los que "hay que añadir varios miles más que han cursado todo tipo de másteres, títulos propios, cursos de especialización, cursos de español para extranjeros y otros programas de enseñanza. En total, estamos hablando de unos 40.000".

Además, ha indicado que en sus departamentos se han defendido 563 tesis doctorales y que cuenta con cuatro doctores 'honoris causa': el Premio Nobel Mario Vargas Llosa, el químico José Joaquín Barluenga, el filólogo Christopher Stuart Butler y el músico Daniel Baremboim.La oferta académica actual está compuesta por 19 títulos de grado, 12 másteres y 10 programas de doctorado oficiales y se completa con acciones formativas no regladas como la Universidad de la Experiencia -con sedes en Logroño, Calahorra, Haro y Arnedo- y el programa de Cursos de Verano. No ha obviado la importancia que tiene para la UR, la Fundación General y Dialnet, que la "elevan a nivel internacional".

A continuación el catedrático de Matemática Aplicada de la Universidad Carlos III de Madrid y ex director de la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación de la Calidad (ANECA), Francisco Marcellán, ha dictado la lección inaugural, titulada 'Universidad, investigación y sociedad del conocimiento'.

Después, tanto el secretario general de universidades como el presidente riojano han leído sus discursos, para concluir con el cántico del himno universitario 'Gaudeamus Igitur'.

Ahora en portada

Comentarios