Lunes, 27.05.2019 - 04:08 h

EL CONGRESO PIDE AL GOBIERNO QUE LA NOTA MÍNIMA PARA ACCEDER A BECAS VUELVA A SER UN 5

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó este martes una proposición no de ley que insta al Gobierno a retornar al modelo de becas y ayudas generales al estudio que había en 2007, cuando todos aquellos alumnos que obtenían un cinco y cumplían con los requisitos económicos establecidos tenían derecho a la ayuda.
El texto, consecuencia de una enmienda transaccional que pactaron PSOE y Unidos Podemos, se aprobó con 147 votos a favor, 137 en contra y 50 abstenciones y reclama aumentar la cuantía de estas ayudas, recuperar las becas Séneca y “establecer criterios claros y ponderables para su obtención”.
La portavoz de Educación y Universidades del PSOE en el Congreso, María Luz Martínez, señaló que al convertir los antiguos componentes de las ayudas (transporte, material, residencia…) en una parte fija ligada a la renta y otra variable en función del expediente del alumno, su nivel de renta, las notas de los demás aspirantes en los mismos estudios y la disponiblidad económica, la cuantía media se ha reducido "en más de 3.000 euros".
A esto hay que añadir la devolución olbigada de las ayudas a más de 120.000 estudiantes durante los últimos cinco años por no cumplir las exigencias de rendimiento académico, subrayó.
Por ello, el texto pide acabar con esta devolución a posteriori, fijar un plazo máximo de tres meses para resolver las solicitudes e ingresar la beca en el momento que se haga pública su concesión.
Martínez indicó que se trata "de no esperar meses y meses” hasta saber si se concede la ayuda y para cobrar, puesto que manifestó que esa incertidumbre hace que “muchos jóvenes abandonen los estudios”, al no poder hacer frente a los gastos.
También se refirió Martínez Seijo a la subida de tasas universitarias, que “se han incrementado salvajemente en estos años, el 60%, con una tremenda disparidad entre Comunidades Autónomas y entre grado y master”.
En este sentido, exigió más trabajo y coordinación con la Conferencia General de Política Universitaria y el Consejo de Universidades, para que las tasas sean acordes a los niveles de renta y el precio de posgrado se homologue al de grado.
Por su parte, el portavoz de Educación de Unidos Podemos en la Cámara, Javier Sánchez, reclamó también volver al modelo de becas de 2007 y recalcó que si se habla de ayudas generales, "éstas han de ser necesariamente de ingreso y no de exclencia”.
“EL exministro José Ignacio Wert acabó con la concepción de becas como derecho” al exigir una nota superior al aprobado, señaló, “por lo que nos alegramos de que quieran recuperar este derecho y arreglar todos los estropicios del PP”, dijo a los diputados socialistas. Asimismo, pidió aumentar la cuantía de las becas Erasmus y que estas dependan de la renta del estudiante y no solo del país.
DESLEALTAD HACIA EL PACTO EDUCATIVO
La diputada de Ciudadanos Marta Martín se mostró sorprendida de que el PSOE “traiga esta propuesta al pleno, cuando se negocia un pacto de Estado por la Educación que es el lugar para debatir sin teatro y con rigor” sobre estos temas. Agregó que esta circunstancia no es casual y “tiene más que ver con escenificar el nacimiento del nuevo PSOE y con marcar el terreno”. Martín justificó su no adhesión a la propuesta por “su falta de oportunidad”, aunque “el modelo de becas Wert no me gusta y claro que hay que cambiarlo”.
Finalmente, el diputado del PP Miguel Lorenzo tachó la iniciativa de “deslealtad” hacia los trabajos realizados en la subcomisión creada para el Pacto de Estado”, pues “es ahí donde se deberían fijar los criterios del nuevo modelo de becas”.
Los representantes de Esquerra Republicana y PNV, Joan Oloriz y Joseba Agirretxea, respectivamente, criticaron a su vez la petición de fijar unos criterios comunes a todo el Estado, e instaron al Gobierno a transferir las competencias pendientes en cuanto a becas universitarias.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios