Martes, 17.10.2017 - 12:09 h

La Junta confía en que el nuevo acuerdo de financiación pueda quedar cerrado con las universidades en 2017

El consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, ha mostrado su confianza en que el nuevo acuerdo general de financiación de las universidades públicas pueda quedar cerrado con las mismas en el presente año 2017, si bien ha matizado que "no creemos que tenga prisa" y que, por ello, "no vamos a correr".

"No tiene sentido: estamos cerrando los presupuestos y el cambio estructural de los mismos está operativo. Se trata de ir cerrando las ideas y de escuchar a todos los colectivos para que se correspondan las palabras y los hechos", ha precisado en el marco de un desayuno informativo de Europa Press y la Fundación Cajasol, en colaboración con Atlantic Copper, Orange y Grupo Abades.

El ámbito de trabajo del nuevo modelo incluirá el pago de la deuda a las sedes universitarias andaluzas, que a día de hoy se sitúa en unos 220 millones que Ramírez de Arellano localiza de modo concreto en un "problema de tesorería".

En este apartado, las universidades andaluzas están actualmente "saneadas y funcionando bien", por lo que "lo resolveremos con ellas cuando vayan apareciendo problemas de tesorería", algo que se daría en vinculación a que el Gobierno de España levante la prohibición de presupuestar sus remanentes no afectados, "que es el fondo del problema".

"La excelencia tiene muchas dimensiones, pero deben estar basadas en una situación personal de empleados y estudiantes de certidumbre y tranquilidad: no se puede lograr la excelencia en un contexto de incertidumbre, y en ello nos vamos a centrar en el nuevo acuerdo", ha indicado el consejero.

Dicho acuerdo va "más allá" del modelo de financiación, pues "ha habido avances importantes en los últimos años, buscando la seguridad para las universidades en cuanto a la dotación presupuestaria". Ya en 2017, agrega Ramírez de Arellano, existe una nueva estructura presupuestaria implementada que permitirá que las universidades tengan hasta 1.300 millones de transferencias incondicionadas.

Por lo demás, el titular autonómico de Economía y Conocimiento ha dado cuenta de la puesta en marcha del nuevo plan de investigación, con un total de 1.300 contratos de introducción investigadora y casi 40 millones de euros "a disposición de la formación de las personas", así como contratos predoctorales y postdoctorales. Todo ello, en paralelo a "las ayudas de 400 euros a 'ninis', término utilizado por el Gobierno que yo considero ofensivo".

Por último, Ramírez de Arellano ha dado cuenta de la apuesta de las universidades por la excelencia --este año los planes en esta materia han sumado más de 47 millones-- con medidas como el apoyo a prácticas en empresas y fomento de la cultura emprendedora, ayudas al estudio y apoyo de compensación en segunda, tercera y cuarta matrícula para estudiantes en precario, atención a la discapacidad, ayudas al fomento de la competencia lingüística, planes de excelencia internacional y de gestión universitaria, proyectos de excelencia de másters universitarios, captación de talento postdoctoral y de alumnado en Grado y Máster o el pago al consorcio de bibliotecas de universidades públicas de Andalucía, entre otras.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios