Lunes, 23.07.2018 - 17:24 h

Un candidato a rector de la URJC habla de presiones por unas grabaciones de 2010 sobre un supuesto intento de soborno

Un candidato a rector de la URJC habla de presiones por unas grabaciones de 2010 sobre un supuesto intento de soborno

Como ha señalado, se trataría de unas grabaciones de una conversación privada que mantuvo con otro docente del año 2010 y que se presentaron hace cinco años en un juzgado para tratar de reabrir una querella por amenazas que se dirigió contra el actual rector, cuestión que rechazó al considerar que eran expresiones desde una intención de parodia.

Tras el archivo de la querella por amenazas contra Suárez (que se interpuso cuando era vicerrector), se cursó en el Juzgado número 4 de Móstoles por parte del querellante (A. Alonso) un recurso de reforma contra esta decisión y aportó unas nuevas grabaciones de una conversación en la que participa Javier Ramos. En ellas, se apuntaría a un supuesto intento de soborno.

En el auto, el juzgado desestima estas conversaciones para reabrir la querella y estima que no suponen "una novedad fáctica" para la reapertura de diligencias, al entender que se trata de una conversación "informal" en la que el docente afirma que está ironizando y parodiando expresiones, como recoge el auto a raíz de las grabaciones.

Además, el juzgado expone que no entiende "las razones" de presentar esa grabación "casi cinco años después de tener lugar", lo que indicaría la "falta de capacidad" para "producir intimidación", así como la actitud del destinatario de esas supuestas expresiones amenazantes.

"Ahora, dos años después, siete después de la grabación, se intenta resucitar una cinta manipulada para presentarla como el ofrecimiento de un soborno, lo que ni por la literalidad de las palabras, que expresamente se decían que eran una parodia en términos irónicos, ni por la absoluta informalidad de una charla de café con quien creía era un colega universitario, ni por las circunstancias en que se produce la grabación clandestina se le puede dar el menor crédito", expone en un comunicado la candidatura de Ramos.

También indica que Ramos mantuvo una conversación en el año 2010 con múltiples profesores, que eran de carácter privado "entre colegas e insustanciales". "En efecto en el año 2010 el profesor Ramos tuvo diversas conversaciones con múltiples profesores, por supuesto privadas, entre colegas, e insustanciales, referidas a la situación que entonces vivía la Universidad Rey Juan Carlos", destaca.

En este sentido, asegura que el catedrático "no hizo nunca ningún ofrecimiento, ni recibió ningún encargo de nadie". "Se trató sencillamente de una conversación que se ha manipulado para que, primero el juzgado, ahora los medios, no puedan apreciar que simplemente se trata de una conversación banal entre dos profesores de la misma universidad", aseguran desde la candidatura.

Además, aseguran que "esta infamia" (la advertencia de difundir esa conversación), responde a un intento de "ensuciar la imagen pública del candidato a rector, intentando que estas elecciones se alejen del debate de las ideas y las propuestas".

"Desde hace años, un grupo de personas se empeñaron en intentar hacer irrespirable la vida universitaria, agudizándose esta situación en cada periodo de elecciones a rector que se han ido produciendo; y a medida que sus querellas se sobreseían por los Tribunales, por no existir asomo de delito, más insistían en su actuación y en sus métodos", concluye finalmente la candidatura del rector.

Un candidato a rector de la URJC habla de presiones por unas grabaciones de 2010 sobre un supuesto intento de soborno

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios