Domingo, 19.11.2017 - 06:09 h

La universidades no devolvieron a Educación el sobrante de la ayudas complementarias a Erasmus hasta que se les reclamó

El Tribunal de Cuentas pide contemplar la redistribución de créditos no aplicados entre los beneficiarios iniciales de las becas

La universidades no devolvieron a Educación el sobrante de la ayudas complementarias a Erasmus hasta que se les reclamó

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, ha denunciado que los Centros de Enseñanza Superior no devolvieron, en 2012 y 2013, el dinero cedido por el Estado para las ayudas complementarias a las becas Erasmus que, finalmente, no se aplicó. El Ministerio de Educación Cultura y Deporte tuvo que reclamarlo, a pesar de que "los centros conocían el funcionamiento".

Para Álvarez de Miranda, esta disfunción se debe a la falta de unificación en la gestión de estas becas. Así, a la Enseñanza Superior se le transfirieron los fondos directamente, para que los repartieran entre los beneficiarios, mientras a la Enseñanza Media (los módulos de ciclos formativos de grados superior) el dinero llegó a través del Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos.

Pero además, esta situación ha llevado a que algunas de las ayudas, sobre todo las correspondientes a la Enseñanza Media, se hayan entregado a los alumnos "cuando ya estaban finalizadas las movilidades a financiar".

A juicio del presidente del Tribunal de Cuentas, que este jueves ha comparecido ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para las relaciones con el órgano fiscalizador, la regulación establecida para estas ayudas complementarias también "ha adolecido" de una "falta de concreción y laxitud" de las condiciones y plazos de abono a los alumnos beneficiarios por parte de las entidades colaboradoras, lo que ha dado lugar a una "gran diversidad en las formas y plazos de pago de estas subvenciones", así como en su justificación.

CONCRETAR CONDICIONES Y PLAZOS DE PAGO

Por ello, Álvarez de Miranda ha recomendado que se concreten las condiciones y plazos del pago de las becas a los beneficiarios y la incorporación de la posibilidad de redistribución de los créditos no aplicados entre los beneficiarios iniciales. Además, recomienda al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que "aporte la información pertinente a la Base de Datos Nacional de Subvenciones", algo que no realizó en los ejercicios auditados.

Desde el PP, su portavoz, la senadora María Aparicio, se ha mostrado confiada en que estas deficiencias de hace cuatro y cinco años, ya se hayan subsanado. En este sentido, ha defendido el aumento de presupuestos que, según ha apuntado, el Gobierno 'popular' ha hecho en los últimos años, tras encontrarse en 2012 con unas "cuentas no saneadas" del Ejecutivo socialista.

Aparicio respondía así a las críticas de la diputada del PSOE, Ana María Botella, acerca de los recortes llevados a cabo por el PP. Botella ha señalado que el informe realizado por el Tribunal de Cuentas es "una radiografía perfecta" de cómo los 'populares' ejecutan el gasto público y ha considerado "vergonzoso" que el PP esté poniendo el peligro el derecho a una educación de los ciudadanos.

MÁS CONTROL DEL DINERO PÚBLICO

Del mismo modo se ha expresado el portavoz de Unidos Podemos, el diputado de En Comú Joan Mena, quien ha reprochado al Gobierno que en los años "en los que más falta hacían las becas, para corregir los elementos de desigualdad creados por la crisis", más se "redujo el importe y la heterogeneidad de las mismas".

"Las administraciones no miran el dinero público como deberían", ha denunciado finalmente el portavoz de Ciudadanos, Vicente Ten. El diputado ha señalado que el control del Tribunal de Cuentas es muy necesario, si se tienen en cuenta casos como la no devolución del dinero al Estado por parte de los centros de enseñanza superior.

Ahora en portada

Comentarios