Martes, 26.03.2019 - 20:11 h
Ofrecido por
logo Sabadell
 

El secreto para que España no muera de éxito en turismo

Banco Sabadell ha incrementado un 5,5% su financiación a proyectos de empresas del segmento turístico en lo que va de año.

Playa
 

El turismo continúa siendo uno de los motores económicos del país. Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2017 un total de 81,8 millones de viajeros extranjeros visitaron España, un 8,6% más, y dejaron unos ingresos de 86.823 millones de euros, lo que se traduce en un crecimiento del 12,2% respecto al ejercicio anterior. Estos registros supusieron un nuevo récord en el currículum de visitantes al país; hoy es el segundo destino turístico del mundo solo superado por Francia.

Aparentemente el 2018 camina por la misma senda, pero también se vislumbra algún cambio en el horizonte. En los cinco primeros meses del año, el gasto de los turistas extranjeros creció un 4,1%, hasta los 29.950 millones de euros. Sin embargo, el aumento de número de personas que vienen a disfrutar del país se modera. Acostumbrados a unos incrementos de dos dígitos en los últimos años, la llegada de foráneos entre enero y mayo se elevó hasta 28,6 millones, sólo un 1,9% más que un año antes. ¿Se está ante un cambio de tendencia? ¿Ya no interesa crecer en número de visitantes de manera tan vigorosa? ¿Preocupa la ralentización del ritmo de crecimiento? ¿Resulta estimulante el incremento de ingresos por turista?

Para el director del Negocio Turístico de Banco Sabadell, José María Martín Rigueiro, la caída del ritmo de crecimiento de visitantes no preocupa porque el principal reto del sector no estriba “en superar récords en el número de personas que acuden sino en lograr una mayor aportación de ingresos por visitante”. Para ello sostiene que hay que seguir trabajando en la creación de una oferta más completa y variada para satisfacer una demanda turística que ofrece perfiles diversos ya sea de tipo cultural, familiar, deportivo, gastronómico, rural o urbano, entre otros. En ese sentido, defiende una mayor especialización del sector para generar un turismo de experiencias que es, en palabras del directivo del Sabadell, el “que aporta más valor a la economía de un país”.

Banco Sabadell creó hace cinco años una unidad de negocio especializada en turismo con el objetivo de ayudar a impulsar los proyectos del sector. Con un 35% de cuota de mercado y más de 12.700 clientes en cartera, la entidad que preside Josep Oliu se ha convertido en el referente financiero de la industria turística. Hoy es el único banco que forma parte de la comisión de turismo de la Cámara de Comercio de España y también es la única entidad financiera en tener el distintivo Q de calidad turística que concede el Instituto para la Calidad Turística Española.

Martín Rigueiro cree que en los últimos años, como consecuencia de la crisis, las empresas del sector han cambiado y han elevado su nivel de profesionalidad. “Hoy vemos que la gestión de las cuentas de explotación está mucho más organizada, que se están incrementando los proyectos de eficiencia energética, rehabilitación o reposicionamiento de marca, que el sentido de la propiedad del empresario turístico, muy arraigado hasta no hace mucho, está dando paso a nuevas modalidades en el uso de bienes y equipos como el leasing o renting: ya no se compran bombas de calor o refrigeración, se alquilan, por ejemplo. En suma, se están estableciendo unos mimbres muy interesantes para crear una industria más fuerte y solvente que ya no pone tanto el foco en atraer más turistas sino en lograr mayores márgenes de rentabilidad, apostando por la calidad”, afirma Martín Rigueiro.

La concienciación del empresario

Una prueba de esta buena senda es que el banco ha incrementado un 5,5% su financiación en proyectos turísticos en lo que va de año. Ese porcentaje se eleva hasta el 9,8% en el caso de número de operaciones realizadas. “El empresario–añade el director del segmento turístico de Banco Sabadell- está muy concienciado en la calidad y en buscar la tecla exacta que le asegure que la experiencia de sus clientes será altamente satisfactoria. Porque es con la calidad como las cuentas de explotación arrojan los buenos números”.

Martín Rigueiro subraya que nuestro país tiene una materia prima excepcional en turismo, pues tiene de todo -mar, montaña, oferta rural, urbana, de negocios, campings- y lo mejor es que “la puede ofertar en cualquier momento del año”. Por ello, considera que la “suma de la conciencia y la experiencia de su empresariado y el valor añadido de esa materia prima excepcional hace que España se halle en el camino adecuado para batir récords donde más interesa: en el de ingresos por turista”.

Ahora en Portada 

Comentarios