Miércoles, 08.04.2020 - 18:30 h

El verano termina casi un día más en el último siglo por las altas temperaturas

César Rodríguez Ballesteros es un climatólogo de la Agencia Estatal de Meteorología, elabora un estudio publicado en su blog, como cada año aumenta casi un día más el verano.

El estudio recogido por Sevimedia, mediante metodología propia, confirma la sensación de que los veranos son cada vez más largos en España 

Albacete y Cuenca estarán en riesgo este lunes por temperaturas significativamente altas

El verano se alarga poco a poco en España porque dura casi un día más cada año teniendo en cuenta el patrón de temperaturas desde 1971 en una estación que suele comenzar el 21 de junio y terminar el 21 de septiembre, con una media de 9,23 jornadas por década.

El estudio publicado por César Rodríguez Ballesteros, climatólogo de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ha aplicado una metodología propia para confirmar la sensación de que los veranos son cada vez más largos en España por los episodios de altas temperaturas. Se emplea datos de temperaturas comprendidos entre el 1 de mayo y el 31 de octubre de los años 1971 a 2017, con el fin de estudiar las fechas de inicio y fin de los veranos (en el caso del año actual, la fecha de inicio).

El estudio concluye que el verano se alarga una media de 9,23 días cada década en España ya que el adelanto medio de las 44 estaciones analizadas es de 7,01 días por decenio y el retraso, de 2,22 jornadas.

El estudio

En base a las localidades estudiadas el verano se prolonga durante más tiempo son Vigo (13,79 días más cada 10 años), Ourense (13,58), Jerez de la Frontera (12,81), A Coruña y Teruel (12,66), Girona (12,46) y Santa Cruz de Tenerife (12,17). En cambio, el periodo estival se alarga menos en Cáceres (3,18), Toledo (3,32), Alicante (3,64) y León (4,62).

Los inicios veraniegos antes de su fecha oficial corresponden a Jerez de la Frontera (10,44 días antes cada 10 años), Sevilla (10,22), Ourense (9,76), Teruel (9,41), Zaragoza (9,27) y Tortosa (9,08), donde el calor llega antes de lo habitual.

Y donde el verano se resiste más a marcharse es en A Coruña (6,34 días más por década), Salamanca (4,69), Girona (4,47), Barcelona (4,12) y Santa Cruz de Tenerife (4,01), mientras que, al contrario, la estación estival se acorta en Ciudad Real (0,71 días menos por cada 10 años), Vitoria (-0,26), Cuenca (-0,04) y Cáceres (-0,02).

Según conclusiones obtenidas por Rodríguez Ballesteros, seleccionó 44 estaciones meteorológicas en la mayoría comprende la gran mayoría de las provincias españolas y a las que asignó la temperatura umbral del inicio del verano (la media de los valores máximos diarios comprendidos entre el 18 y el 24 de junio del periodo de referencia entre 1981 y 2010) y la temperatura umbral del final del verano (la media de los valores máximos diarios entre el 18 y el 24 de septiembre de 1981 a 2010).

Cada 1 de mayo desde 1971 hasta 2017 se localiza el primer episodio de siete días consecutivos con temperatura máxima igual o superior a la temperatura umbral, y asignó la fecha de inicio veraniego el primer día de ese episodio. En el final del verano, desde el 31 de octubre desde 1971 hasta 2016 y fue yendo hacia atrás, hasta encontrar los primeros siete días seguidos con temperatura máxima igual o superior a la temperatura umbral, y consideró como fecha de finalización veraniega la del último día del primer episodio encontrado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING