Domingo, 19.11.2017 - 06:06 h

EL CALOR RÉCORD DE ESTE VERANO EN ESPAÑA SERÁ NORMAL A MEDIADOS DE SIGLO

- Es 10 veces más probable ahora que en 1900 debido al cambio climático, según un estudio. Este verano fue muy caluroso en el oeste y el sur de Europa, con récords de calor en países como Francia, España y Portugal, debido a que el cambio climático de origen humano se ha multiplicado por 10 en comparación con principios del siglo XIX, por lo que una estación estival con temperaturas extremas como las de este año será normal en la región euromediterránea a mediados de este siglo si continúan aumentando las emisiones de gases de efecto invernadero.
Así lo asegura World Weather Atribution (WWA), un consorcio de científicos que estudian la posible influencia del cambio climático en episodios climáticos extremos y que surgió a finales de 2014. Está formado por Climate Central, el Instituto de Meteorología Ambiental de la Universidad de Oxford (Reino Unido), el Real Instituto Meteorológico de los Países Bajos, la Universidad de Melbourne (Australia) y el Centro Climático de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.
En un estudio de 25 páginas hecho público este miércoles y recogido por Servimedia, ocho científicos de WWA señalan que el calor extremo afectó durante gran parte de junio a Bélgica, España, Francia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Suiza, y continuó en julio en España (con 40,6ºC en el parque del Retiro, de Madrid).
A principios de agosto llegó una ola de calor particularmente intensa en los países del sureste y hubo récords de temperatura en Italia y los Balcanes, que superaron los 40 grados durante varios días.
Los científicos trabajaron con conjuntos de datos y simulaciones de modelos para evaluar si el cambio climático causado por el ser humano tuvo influencia tanto en el récord de calor del último trimestre veraniego como en la ola de calor ‘Lucifer’, que mantuvo en alerta roja a varias partes de Europa a comienzos de agosto.
Apuntan que las temperaturas máximas de este verano fueron más de dos grados superiores a la media entre 1981 y 2010, y que se ha multiplicado ahora por 10 la probabilidad de que surgan olas de calor en muchas ciudades de toda la región euromediterránea.
Además, los científicos encontraron que, en comparación con 1900, el cambio climático ha aumentado ahora 10 veces las posibilidades de que se repita un verano tan caluroso como el de este año y cuatro veces que surja una ola de calor tan intensa como ‘Lucifer’.
“En conclusión, nuestro análisis encuentra que en varias escalas de tiempo (tres días, junio y verano) hay una tendencia positiva en los extremos de temperaturas calientes. Un verano caliente o una ola de calor como se observó el verano pasado habría sido muy raro hace un siglo, pero ya es bastante común hoy en día, con un 10% de posibilidades cada año. A mediados del siglo, éste será el clima normal”, finaliza el estudio.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios