Fatima Hamed, la primera musulmana que lidera un grupo parlamentario en Ceuta

  • En apenas medio año de vida de su formación socio-política, ha conseguido lo que muy pocos logran: tres escaños en la Asamblea de Ceuta.
  • La ceutí Fatima Hamed es veterana en el campo de la política, ya que ha sido diputada del parlamento ceutí en los últimos años; ahora emprende su
Fatima Hamed, de Ceuta, se convierte en la primera mujer que lidera un grupo parlamentario y consigue tres escaños.

En apenas medio año Fatima Hamed Hossain ha conseguido lo que muy pocos logran. Tres escaños en la Asamblea de la ciudad autónoma de Ceuta. Se ha convertido además en la primera mujer musulmana que se presenta como cabeza de lista a unas elecciones. Su Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) ha calado hondo en la sociedad ceutí.

Hace apenas seis meses que decidió crear esta formación y dejar el partido de coalición, Caballas -liderado por Mohamed Alí- del que era diputada electa de la Asamblea de la ciudad.

La dilatada experiencia política de Hamed es de sobra conocida en Ceuta. Tras conocer los resultados de las elecciones, la sede de la formación socio-política se convirtió en un hervidero de felicitaciones y alegría.Unos resultados "altamente positivos"

Su líder señalaba a los medios de comunicación locales que los resultados han sido "altamente positivos". "Para nosotros, todas las movilizaciones y las manifestaciones han dado su fruto intentando acercar la voz de la ciudadanía al seno de la asamblea y de la formación que gobernaba -en referencia al PP- para intentar mejorar nuestra sociedad".

Los ciudadanos se han ido sumando a las siglas de MDyC por "implicación, confianza y empatía". "Es una andadura que acaba de comenzar", señalaba Hamed, para agregar que ella y su equipo no van a fallar a los ciudadanos: "Vamos a luchar por aquellos que más lo necesitan y por toda la población de la ciudad para erradicar las desigualdades sociales y hacer de Ceuta un lugar mejor".Una formación en pleno despegue

Esta abogada ceutí recuerda que los ciudadanos se sienten "identificados con las reivindicaciones" que su formación ha realizado en estos meses: "El hecho de que cada vez crezcamos un poco más es una buena señal. Identifica una buena salud de este movimiento que acaba de surgir".

Tres diputados en la Asamblea avalan el trabajo llevado a cabo por Hamed y los suyos en medio año. Y esperan cumplir las expectativas ciudadanas. Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía ha logrado situar tanto a Fatima Hamed como a sus compañeros Reduan Mohamed Mohamed y Uidad Mohamed Mohamed en el parlamento.

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía, según reza su manifiesto político, es un "movimiento ciudadano, plural y diverso", nacido para "dinamizar el mapa político ceutí, ofreciéndose como alternativa de cambio".

Y es que, el pueblo ceutí "no puede seguir siendo el objetivo de todas las peores críticas". "Estamos hartos de que sólo se nos conozca por lo malos que somos", advierten. Y creen que el pueblo ceutí "se merece algo mejor", merece ser tratado "con dignidad".

Hamed es, según señalan los medios locales, la gran triunfadora de las elecciones. Sus tres escaños sitúan al MDyC como el primero de los nuevos partidos que entrarán a formar parte de una Asamblea en la que podrán escucharse hasta cinco opiniones distintas.Medidas sociales y de reciprocidad con la ciudadanía

Entre algunas de las medidas que MdyC defiende se encuentra la mejora de la atención social. En una entrevista, Hamed recordaba que Ceuta cuenta con apenas "20 kilómetros cuadrados: la mitad de la población vive bajo los umbrales de pobreza".

Según la diputada electa, existe un "distanciamiento entre dos partes" de la sociedad ceutí.El propósito de la formación de Hamed es que los servicios sociales de la ciudad "no sean dispensadores de ayudas económicas".

"No pueden ser un lugar al que las familias tengan que acudir a las tres de la mañana a hacer cola para que le den un vale para poder tener comida para sus hijos". "Es intolerable y una vergüenza", señalaba Hamed en una entrevista. El propósito de MDyC es tener "empatía" con la ciudadanía. "Hay que ponerse en la piel del que está enfrente".

"Desgraciadamente en los últimos años ha brillado por su ausencia", relataba, para agregar que es necesario un "giro radical de las políticas de los servicios sociales" que ha estado gestionando el PP.Ayuda a los emprendedores

En lo referente a aspectos económicos, Hamed se ha mostrado en estos meses interesada en ayudar a los más necesitados. Buen ejemplo de ello ha sido la defensa y apoyo a los emprendedores: "A aquellas personas que quieren crear trabajo y sus propias empresas". Para Hamed sería necesario "agilizar todos los trámites, no solo los administrativos y burocráticos".

De ahí que apueste por la dinamización "desde el primer momento de las ayudas que vengan de la Administración". Y es que, "no es congruente que se fomente el autoempleo y que después no se les ayude. Tienen que venir en el primer trimestre de la puesta en marcha del negocio".

Hamed también es partidaria de una mejora en la formación de la ciudadanía, por ejemplo, a través del sector tecnológico. Considera necesario "preparar a la gente en un campo que de forma posterior va a dar oportunidades de trabajo".

También defiende el trato de las distintas barriadas de Ceuta por igual. "Es lamentable ver cómo pasados los años siguen existiendo los mismos problemas. Todos nos hemos sorpendido cómo estando en las barriadas en las que hemos nacido desgraciadamente hay muchas cosas que no han cambiado". Quiere en este sentido mejorar los barrios a través de un plan estratégico que cuente con la participación de los vecinos.Estudió Derecho para ayudar a los demás

Cada día son más ceutíes los que se unen al Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía. Una formación que espera 'luchar' con uñas y dientes por que se cumplan los objetivos marcados en un escenario parlamentario muy dividido.

Fatima Hamed nació en Ceuta, en la barriada de Los Rosales, según se informa en la página web de la formación. "Una zona tan entrañable como en potencial riesgo de exclusión social para quienes crecimos en sus calles".

"Los tiroteos, la prisión y la marginalidad que nos rodeaban me empujaron a estudiar Derecho. Querer ayudar siempre a los demás ha marcado mi camino. Actualmente lo intento a través de la política, con sus frustraciones y gratificaciones emocionales". Volverá a demostrar su carácter y sus ganas de defender a los ceutíes, pero esta vez como dirigente de su propia formación.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios