Martes, 23.04.2019 - 02:48 h
El próximo viernes

¿20 años en el cargo? Los accionistas de Iberdrola votarán la reelección de Galán

Cumplirá 69 años el próximo 30 de septiembre y llegó al Consejo de Iberdrola en 2001, cuando fue nombrado consejero delegado.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en la junta de la eléctrica.
.¿20 años en el cargo? Los accionistas de Iberdrola votan la reelección de Galán. / EFE

Iberdrola celebrará el próximo viernes en Bilbao la Junta general de accionistas, donde se someterá a votación la reelección del presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, como consejero ejecutivo de la sociedad por cuatro años más. Galán, quien cumplirá 69 años el próximo 30 de septiembre, llegó al Consejo de Iberdrola en 2001, cuando fue nombrado consejero delegado. De esta manera, superará los 20 años en el órgano de dirección de la eléctrica si cumple en su totalidad el plazo de esta nueva reelección.

Este salmantino, que es presidente de la eléctrica desde 2006, inició su actividad profesional en 1972 en la Sociedad Española del Acumulador Tudor, donde ocupó distintos puestos directivos y de gestión desde los que acometió la expansión internacional de la compañía. Posteriormente dirigió ITP y Eurojet en el sector aeronáutico, además de la empresa de telecomunicaciones Airtel.

En estas dos décadas, Iberdrola ha llevado a cabo inversiones de 100.000 millones de euros en energías renovables, sobre todo, eólica e hidroeléctrica, redes eléctricas inteligentes y almacenamiento energético eficiente (centrales de bombeo). En paralelo, la empresa ha clausurado en todo el mundo centrales térmicas que suman casi 7.500 megavatios (MW) de capacidad instalada. Por otro lado, la compañía ha multiplicado casi por cuatro su valor en bolsa, hasta rondar en la actualidad los 50.000 millones de euros, y ha más que triplicado su beneficio, pasando de 900 a más de 3.000 millones.

Mayoría de mujeres

Según el orden del día de la junta, se votará también el nombramiento de la catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco y actual directora de la Fundación ISEAK, Sara de la Rica, como nueva consejera independiente, puesto en el que sustituirá a Ángel Acebes. Con la incorporación de De la Rica, Iberdrola se convertirá, cuando lo apruebe su Junta General de Accionistas, en la compañía líder del Ibex-35 por porcentaje de mujeres en su Consejo de Administración, con un 42,8% de consejeras, 8 sobre un total de 14 miembros.

Otras de las propuestas a la Junta son la aplicación del resultado y de distribución del dividendo correspondiente al ejercicio 2018, cuyo pago complementario se llevará a cabo en el marco del sistema de dividendo opcional ‘Iberdrola Retribución Flexible’, así como la aprobación de dos aumentos de capital relacionados con este programa. Iberdrola registró un beneficio neto de 3.014,1 millones de euros en el ejercicio 2018, lo que supuso un crecimiento del 7,5% con respecto a las ganancias de 2017 y romper por primera vez la barrera de los 3.000 millones de ganancias.

En cuanto al dividendo, la eléctrica ha decidido incrementar un 7,7% la cuantía a cargo de 2018, que se sitúa en 0,351 euros por acción. Este importe se obtiene de la suma del dividendo a cuenta de 2018 ya pagado el pasado 5 de febrero (0,151 euros brutos por acción) más 0,20 euros brutos por acción de dividendo complementario que se abonarán en el mes de julio. Otros puntos del orden del día propuestos a la Junta General y relacionados con el Consejo son la ratificación y reelección de don Xabier Sagredo y las reelecciones de María Helena Antolín, José W. Fernández, Denise Holt y Manuel Moreu, todos ellos con la calificación de consejeros independientes.

El consejo de la eléctrica ha propuesto también modificar los Estatutos Sociales con el fin de reflejar el propósito y los valores del grupo Iberdrola y formalizar su compromiso con los ODS de las Naciones Unidas. Por último, la sociedad solicitará el respaldo de sus accionistas para llevar a cabo una reducción de capital mediante la amortización de un máximo de 280.457.000 acciones propias, representativas del 4,3% del capital social. De este modo, el número de títulos del grupo se mantendrá estable en 6.240 millones y se evitará el efecto dilutivo derivado de la implementación del sistema ‘Iberdrola Retribución Flexible’.

Ahora en Portada 

Comentarios