Jueves, 23.05.2019 - 11:56 h
Déficit de inversión de 2.000 millones

Abertis da por hecho que perderá el tramo de la AP-7 Tarragona-Alicante este año

Profesionales del sector de las infraestructuras y el propio ministerio de Fomento abogan por la imposición de peajes para cubrir el mantenimiento.

Imagen de Francisco José Aljaro, director general de Abertis.
José Aljaro, CEO de Abertis, pide un marco jurídico claro. / Abertis

Las concesiones de infraestructuras siguen en boca de todos. En concreto, Abertis ha sido la última en tomar la palabra para dar a entender que no cuenta con renovar la concesión del tramo de la AP-7, la próxima en vencer, que une Tarragona y Alicante y que está en manos de su filial Aumar. Así lo ha señalado su propio CEO, José Aljaro, este mismo martes al admitir que "la postura del Gobierno socialista, como han manifestado aquí, ha sido bastante clara. Fomento apuesta por levantar peajes, y así se ha actuado en la AP-1. Así, posiblemente, ocurra en el tramo de Aumar, en el tramo de Levante, que es una autopista de peaje que finaliza el próximo 31 de diciembre y, previsiblemente, en este caso se producirá el levantamiento de barreras y se convierte en una vía libre, sin pago". 

Desde el sector concesional y constructor han intentado salvarse y renovar el contrato de gestión de estas vías. Pero, tanto desde el actual ministerio de Fomento como desde el anterior del PP, han sido claros. No habrá renovación automática, por lo que desde el sector apuntan a un "largo periodo de tiempo en que las normas no estarán claras". 

Es precisamente en este sentido en el que el propio Aljaro ha querido hacer hincapié y ha abogado por la instauración de una "seguridad jurídica" que permita "seguir recibiendo esos flujos sobre los cuales has trabajado" dentro de un periodo de diez o veinte años. Por ello ha reiterado que "el marco jurídico es un elemento clave para nosotros"

El siempre recurrente tema de la imposición de peajes es algo que desde el sector han tratado en muchas ocasiones. En cambio, ahora, a las puertas de las elecciones, parece que han tomado la palabra más que nunca. Por ejemplo, el CEO de Globalvia, Javier Pérez Fortea, ha señalado que "no se deberían levantar las barreras hasta que no haya un plan y ese plan va a tardar tiempo". Es por ello que, según señala el ejecutivo, "el déficit de inversiones se multiplicará durante este tiempo", pudiendo pasar desde los 2.000 millones en lo que actualmente lo cifra Fomento, "hasta unos 4.000". 

El propio ministro del ramo, José Luis Ábalos, volvía a señalar esta problemática, la imposibilidad de sostener en el tiempo el modelo actual, algo que ha refrendado el primer ejecutivo de Abertis. "Como dice el ministro, esta situación no es sostenible en el tiempo, hay que poner en contexto las necesidades de mantenimiento de las autopistas y autovías de gran capacidad de España, hay que también poner en relación lo limitado de los PGE, el déficit público, fondos para mantener el bienestar en España, el déficit de pensiones... Hay un conjunto de usos que hoy un Gobierno necesita satisfacer y que pueden tener una vía liberando el mantenimiento de carreteras para otros fines", señala Aljaro.

Es por ello que desde la concesionaria ahora en manos de ACS y la italiana Atlantia piensan en una solución que pasaría por un "peaje blando". "Pensamos que hay que tarificar todo lo que son vías de alta capacidad, el pago por uso lo vemos absolutamente claro", confirma y ejemplifica así: "Que un viaje de Madrid a Badajoz te cueste de cinco a diez euros". Es decir, entre uno y dos céntimos por kilómetro, muy por debajo de las tarifas que se pagan a día de hoy y muy similares a las propuestas por Seopan, la patronal del sector, hace solo unos meses. 

El problema principal al que se enfrentará el Gobierno de aprobar de forma definitiva la imposición de barreras, del tipo de que sea al conjunto de las vías de alta capacidad, es la forma en que se lo tome la sociedad. "Socialmente puede no ser bien recibido pero hay que explicarlo, hay que explicar a los ciudadanos que ese dinero se va a utilizar para otras cosas", admitía Aljaro. En este sentido también se ha manifestado Juan Osuna, actual CEO de Aleática: "Estamos viendo un movimiento contra el peaje, pero necesitamos añadir una licencia para operar, es decir, incluir la atención social y ambiental". 

Para Osuna, es importante que la comunidad te vea como "un factor que aporta estabilidad" y que sea un "principio fundamental" para que se vea este tipo de contratos como una oportunidad y no como algo que va en detrimento de la población. 

Del mismo modo, el sector coincide en que es importante mejorar en los aspectos tecnológicos. "Tendríamos que hablar de un sistema tecnológico, no estamos hablando de barreras como las de ahora, estamos hablando de 'free flow'", admite Aljaro. Para ellos, "en el momento en que se implante este sistema se podrá arreglar el déficit de inversiones", uno de los temas más candentes de las infraestructuras. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios