Jueves, 21.03.2019 - 22:07 h
Su división de autopistas en India

Abertis da oxígeno a su filial asiática en pleno desembarco de ACS y Atlantia

En medio de la toma de control de sus nuevos dueños, inyecta 1,8 millones en el capital de la firma con la que busca crecer en nuevos mercados.

Imagen de la autopista AP-6, gestionada por Abertis.
La autopista AP-6 es una de las vías gestionadas por Abertis en España. L.I.

ACS y su socio italiano Atlantia ya se han alzado con el trofeo que han perseguido durante un año. Ya tienen el control de Abertis. Pero el gestor de autopistas, a lo largo de estos meses, ha seguido teniendo vida propia para hacer crecer su negocio. Ahora, con nuevos 'capitanes' al mando, la compañía ha inyectado liquidez a la división con la que está pilotando su desembarco en Asia, aprovechando India como puerta de acceso.

El gestor de autopistas, ya presidido por Marcelino Fernández Verdes (mano derecha y sucesor de Florentino Pérez al frente de ACS) acaba de ampliar capital en Abertis Internacional, el brazo con el que ha diseñado su aún reciente inversión en India. Le ha inyectado casi 1,8 millones de euros, hasta dejar su capital en 33,35 millones.

Con este movimiento, Abertis busca reforzarse de cara a poder financiar las inversiones previstas en sus actuales concesiones en India y crecer en otros países, según indican fuentes de la compañía. Desembarcó en ese mercado hace poco más de un año, en marzo de 2017, justo antes de que se desplegaran las maquinarias de Atlantia y ACS para lanzar sus respectivas ofertas, luego fusionadas en una sola opa conjunta.

Abertis se hizo entonces con el control de las dos principales autopistas de India (la NH-44 y la NH-45). Una adquisición, a fondos controlados por Macquarie y el State Bank of India que, de entrada, le supuso una inversión de 128 millones de euros. Un movimiento que le permitió dar el primer paso de Abertis en Asia, hasta entonces un territorio desconocido. Por ello, con esa intención de crecer, necesita la inyección de fondos. De hecho, Asia es junto a Norteamérica, un potencial mercado de crecimiento para Abertis. En conjunto ACS cree que la concesionaria tiene capacidad para acceder a contratos valorados en 200.000 millones. 

Además, Abertis Internacional es una de las filiales que cerró el último ejercicio con números rojos. En concreto, perdió 12,9 millones de euros, según la última memoria del grupo, durante el año de su desembarco en India. Además, a través de esa división internacional, Abertis ha controlado sus negocios en Italia, incluida la A4 Holding que vendió, también, el pasado ejercicio.

Controlan el 83% del accionariado

El desembarco de ACS y Atlantia, con el que ya se han hecho con el control del 83% accionariado (suman otro 8% del capital vía autocartera) aún no puede darse por terminado. Atlantia y ACS, a través de la filial de ésta, Hochtief, con la que han canalizado la adquisición, siguen comprando acciones en el parqué, con el objetivo de llegar a sacar su participada de bolsa.

Una vez lo consigan, tendrán que poner en marcha una nueva sociedad, a la que traspasarán Abertis. En ella, Atlantia tendrá el 50% del capital, más una acción, ACS el 30% y Hochtief, el 20% restante menos una acción. Sobre el papel, el poder lo tendrá Atlantia aunque el presidente de ACS haya recalcado en público que el reparto de funciones será equitativo.

Atlantia tiene que poner 3.500 millones de euros en esa nueva sociedad, para financiar el traspaso de los títulos de Abertis. Esa financiación llegará vía emisión de bonos, que tendrá que esperar por la actual situación en los mercados. De hecho, Atlantia ha sido una de las compañías golpeadas por la crisis política italiana (y su repercusión en el parqué). Desde el pasado 15 de marzo, la concesionaria controlada por la familia Benetton ha perdido más del 13% de su valor en bolsa.

Ahora en Portada 

Comentarios