Jueves, 21.11.2019 - 19:59 h
A través de Ilsa

Acciona abre la puerta a la entrada de nuevos inversores para su futuro AVE

Una vez que se liberalice el sector ferroviario en España, previsto para diciembre de 2020, la competencia ayudará a rentabilizar las instalaciones.

AVE Málaga-Madrid
Acciona abre la puerta a la entrada de nuevos inversores para su futuro AVE. / RENFE

La liberalización completa de la red ferroviaria española está cada vez más cerca y las empresas que esperan en la puerta para poder poner sus trenes en las vías y comenzar a hacerle la competencia a Renfe, siguen armándose. Es el caso de Ilsa, participada alrededor de un 70% por Acciona desde hace solo unas semanas y fundada por los accionistas de Air Nostrum -que conservan una parte de los títulos-, que no cierra las puertas a la entrada de nuevas inversiones en el proyecto antes de su puesta en marcha definitiva.

La CNMC aprobó el pasado jueves 24 de enero la compra de las acciones de Ilsa por parte de Acciona, dando así un paso adelante en el nuevo negocio de la constructora que pretende incluir todo lo que tiene que ver con la movilidad urbana. Esta primera luz verde lanza el proyecto que competirá con Renfe en el ferrocarril español una vez que se lleve a cabo la liberalización prevista para 2020, pero aún no está completo. 

Ilsa fue la primera compañía que consiguió hacerse con un trayecto internacional que transitase por nuestro país. Se trata del recorrido Madrid - Montpellier, que cuenta con paradas en Zaragoza y Barcelona, y que pese a no operarse aún podría hacer frente al actual AVE de Renfe y sus elevadas tarifas para los viajeros e incluso al puente aéreo que une la capital con Cataluña. 

Este hecho ha servido para que desde el sector se oigan críticas hacia la posibilidad de que Ilsa -aún sin nombre comercial decidido- vaya a operar solo las líneas más rentables o con más tráfico de viajeros, como es precisamente la Madrid - Barcelona. En este sentido, y para salir al paso de estos comentarios, el director de negocio de la compañía, Fernando García señalaba este lunes durante su intervención en una jornada del IE sobre ferrocarril que "nuestra intención es abarcarlo todo".

El directivo de la compañía que preside José Manuel Entrecanales reconoció que la línea de AVE entre Madrid y Barcelona es "la que más atractivo y potencial" presenta para entrar a competir con Renfe, pero ha señalado que no será la única en la que vayan a actuar, ya que pretenden crear una "gestión integral de transporte y movilidad", tal y como han señalado. 

Según señalan fuentes de la compañía el proyecto aún se encuentra en una fase primaria, por lo que las operaciones "no van a comenzar de forma inmediata". Pese a esto, desde la CNMC consideran que el monopolio de Renfe con el que tiene que lidiar el ferrocarril español a día de hoy no llegará a rentabilizar las inversiones de más de 33.500 millones que se han realizado en la red de alta velocidad durante los últimos años a los que hay que sumar otros 12.951 millones de proyectos en construcción. 

Desde Competencia achacan a la infrautilización de las vías el déficit de ingresos y, por tanto, la rentabilidad de las inversiones. Tal es la diferencia entre el tráfico de unos tramos y otros que, por ejemplo, en la red que une Albacete y Alicante la capacidad utilizada es de apenas el 8%, una cifra muy por debajo de la del tramo Madrid-Barcelona, que alcanza el 45%.

Por todo esto, la entrada de operadores como Ilsa serán beneficiosos para toda la red nacional, y la liberalización se presenta, según este órgano, como "una oportunidad para incrementar significativamente la utilización de la red de alta velocidad y con ello los ingresos del gestor de la infraestructura". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING